Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El alza de las cirugías a mayores obliga a Cabueñes a derivar más a otros centros

El personal del hospital, que operó a 19.739 usuarios en 2019, asume las intervenciones de mayor complejidad y delega las ambulatorias

Atención PRimaria en marcha. J. P.

Operaciones cada vez más complejas con pacientes cada vez más mayores. Esta es la tendencia que el Hospital de Cabueñes viene mostrando en los últimos años y que ya le obliga a derivar buena parte de sus cirugías menos peligrosas a Jove y Cruz Roja. El año pasado, el centro operó a 19.739 usuarios, ya fuese con personal propio o con la ayuda de los hospitales concertados. La cifra, aunque supera por menos de un centenar las cirugías registradas el año anterior (19.665), registra su aumento más notorio en las que se practicaron con personal propio en el edificio de Cruz Roja, que pasaron de 2.440 a 2.688. Se consiguió frenar, sin embargo, el número de intervenciones delegadas directamente a facultativos de la concertada, que pasaron de 2.015 a 1.931 entre ambos años.

La otra subida curiosa es el tiempo de estancia media, que se encuentra ahora en los 6.9 días, casi una semana, y que supone un aumento de casi dos décimas respecto al año anterior. Este aumento, según el Servicio de Salud del Principado de Asturias (Sespa), se debe a "la mayor complejidad" de los pacientes que ingresan en Cabueñes y contradice la tendencia general del sistema sanitario, que apuesta por cirugías cada vez menos invasivas para evitar largos tiempos de ingreso.

Consultados por este diario, el personal del servicio quirúrgico de Cabueñes reconoce que el perfil cada vez más envejecido de la región retrasa en muchos casos el proceso de rehabilitación del usuario, pero concreta que a lo largo de este año se podría haber asumido alguna intervención más desde el hospital de referencia "si se hubiesen cubierto las bajas laborales de cuatro cirujanos enfermos". Según estas fuentes, el Principado, con el poco personal que había en la bolsa de empleo, priorizó saldar las ausencias del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) en lo que consideran que fue un "reparto injusto".

El otro motivo tras el ligero repunte de la estancia hospitalaria es el tipo de operaciones que asume Cabueñes. "Nosotros al final nos quedamos con los procesos más complejos y vamos derivando cada vez más las cirugías sencillas a los hospitales concertados. Aquí tenemos los quirófanos que tenemos y no podemos hacer mucho más", concretó el personal, que achaca a este factor al repunte de actividad en Cruz Roja. "En su mayoría son cirugías ambulatorias en las que el paciente ingresa en el mismo día de la intervención", aseguran desde el servicio de Cirugía. "Por eso, parece que, al hacer números, los que operamos aquí se demoran más, pero en realidad es porque nosotros asumimos lo más complicados: tumores de esófago, de páncreas... Esto, con gente muy mayor, necesita bastantes días de ingreso", añaden.

Según los mismo datos facilitados por el Sespa, las intervenciones más comunes en Cabueñes este 2019 fueron las de Traumatología (un servicio que suele recibir a muchos pacientes de urgencia y que suele demorar las medias generales de listas de espera), seguidas por las de Cirugía General y Ginecología. Otros servicios con gran índice de afluencia son Urología (un área en apuros por la falta general de profesionales que a punto estuvo de exigir el cierre del servicio en Jove) y Cirugía Vascular. El personal de Cabueñes, además, matiza que el balance debe interpretarse "con cautela", porque este perfil envejecido del paciente hace que muchos se operen en Jove o Cruz Roja pero acaben, a los pocos días, en la UVI del hospital de referencia por alguna complicación postquirúrgica. "Por eso la tendencia irá a más; no queda otra que derivar para fuera las cirugías simples para poder asumir las cosas más complejas", sentencian desde Cirugía General.

Compartir el artículo

stats