Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

PABLO GONZÁLEZ | PORTAVOZ DEL MOVIMIENTO DE ATENCIÓN PRIMARIA

"Sí hay médicos, pero deben darles condiciones suficientes"

"Que haya más gente en las movilizaciones del centro de salud de Perchera significa que cada vez hay más preocupación"

Pablo González.

Pablo González. ÁNGEL GONZÁLEZ

Pablo González García (Avilés, 1984) hizo la residencia de facultativo familiar en el centro médico de Contrueces. Desde el 2013, ha sido eventual en diferentes áreas de Asturias y de León. Es miembro del Movimiento de Atención Primaria en Marcha, que hace dos días convocó movilizaciones frente al centro de salud de La Braña-Perchera, al que acudieron cerca de 300 personas exigiendo mejoras.

- ¿Quién forma parte del Movimiento de Atención Primaria?

-Somos un paraguas donde participa gente a título individual, sindicatos y asociaciones de vecinos.

- ¿ A qué aspiran?

-Buscamos defender el modelo de atención primaria. Llevamos el malestar de unos trabajadores con unas agendas inabarcables y con un trabajo de mala calidad. Eso sumado al malestar de la población, que tiene que esperar a la intemperie y mucho tiempo para ser atendidos. Ese malestar queremos transformarlo en movilizaciones y en búsqueda de soluciones.

- Reunieron a cerca de 300 personas para exigir mejoras en el centro de salud de La Braña-Perchera. ¿Es una victoria?

-No valoramos si somos muchos o pocos. Buscamos lograr un espacio para canalizar un malestar y nuestras reivindicaciones. Si hubiéramos sido 20, lo hubiéramos valorado igual. Que seamos más gente, en el caso de Perchera, quiere decir que hay mucha población preocupada y que se implica en la búsqueda de soluciones.

- ¿Por dónde pasan esas soluciones?

-A medio plazo, es imperativo replantear el sistema. Sobre el papel, el sistema de salud dice que la atención primera es el eje fundamental, pero la realidad es que sigue habiendo un emplazamiento muy centrado en el hospital y centrado en los biomédicos. Sin cambiar ese paradigma no se puede desarrollar una atención primaria con normalidad. Para eso hace falta personal y medios. Es una cuestión de organizarse y de visión política.

- ¿A qué se refiere?

-A que al Sespa parece que lo que importa es que tengamos la agenda llena. Sin importar demasiado si eso tiene que ver o no con los determinantes de la salud. Para hacer salud comunitaria y de prevención hay que quitar tiempos de consulta ineficaz para hacer otras cosas de manera mejor.

- ¿Cómo está la situación en cuanto a presupuesto?

-El cálculo es que el 25 por ciento del gasto sanitario tendría que ser para la atención primaria. Ahora, no llegamos al 14 por ciento. Lo mismo que se gastaba en 2008, desde la anterior crisis. El gasto farmacéutico y el hospitalario sí crecieron.

- Los vecinos denuncian las largas listas de espera en los centros médicos. ¿Cómo se aligeran las demoras?

-Una solución pasa por potenciar las líneas telefónicas y aumentar el personal administrativo. Otra, es que todo el tema burocrático se aligere. Ahora, es el 30 por ciento del trabajo de un médico. Hay que quitar burocracia inútil. Y hay que habilitar nuevos espacios para atender a la población de manera presencial. Si a corto plazo no se toman medidas, habrá un colapso. Y cuando no funciona la atención primaria se usan otras vías como la atención continuada u hospitalaria.

- Parece preocupante.

-Lo es. Cada vez se escucha más eso de que en la privada sí atienden. Uno de los grandes beneficiarios de esta situación son las aseguradoras privadas. Cada vez más personas salen del sistema público. Es preocupante que se duplique el sistema y que el que pueda costearlo acceda a un sistema privado, mientras que los que no puedan se queden con un sistema de baja calidad.

- ¿Qué situaciones se ha encontrado usted en cuanto a contratos y precariedad?

-Los médicos de familia tenemos contratos anuales porque es lo mínimo que pueden ofrecer, porque hace cinco años había contratos durante el verano y contratos de una semana y menos. Cuando terminé terminábamos del orden de diez u once residentes en Gijón, solo aquí. ¿Por qué ahora no queda gente? Hay que mirar qué se ha hecho mal en cuanto a política de contratación para dejar que se forma en Gijón no acabe trabajando aquí.

- Dicen que no hay médicos.

-Sí que los hay. Lo que pasa es que si quieres personal suficiente tienes que ofrecer condiciones suficientes. La atención primaria no solo son médicos. También faltan enfermeras, administrativos, fisioterapeutas. Hace falta más personal. No solo médicos.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats