Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las jubilaciones de sanitarios este año se disparan hasta el doble que hace una década

El envejecimiento de la “generación boom” de médicos y enfermeras lastra la capacidad de Cabueñes, con 101 retiros en los últimos meses

Las jubilaciones de sanitarios este año se disparan hasta el doble que hace una década

Las jubilaciones de sanitarios este año se disparan hasta el doble que hace una década

El personal sanitario de Gijón ha sufrido la jubilación de 101 empleados en lo que va de año. La cifra, engrosada en su mayoría por médicos y enfermeras, supera ya a los 98 retirados que colgaron la bata durante todo el 2019 y confirma una tendencia que lleva repitiéndose en el último lustro, debido a que la “generación boom” de facultativos están dejando de trabajar ahora en masa con un relevo generacional que sale más bien por goteo de las universidades. Los sanitarios explican que “lo lógico” es que tanto Cabueñes como los centros de salud de la ciudad recuperen sus plantillas habituales en pocos años, ahora que la contratación de jóvenes talentos está más extendida. Pero lamentan que la marcha de estos veteranos se tramite antes de que puedan “pasar su experiencia a los que llegan”.

Una de estas jubiladas es Ana Carpintero, histórica enfermera en Cabueñes y una de las hasta ahora referentes de Corriente Sindical de Izquierda. Ella también tiene la sensación de que va a colgar la bata sin haber enseñado a su propia cuadrilla de enfermeras jóvenes. “Nuestra generación es lo que hizo. Siempre fue el gran truco cuando llegabas de nueva a una unidad: pegarte a la que más sabe. Hay miles de trucos que no aparecen como tal en los libros y que marcan mucho la diferencia. Esa capacidad que tienes de salir de tu turno avisando a la compañera que entra de que tal paciente te da mala espina, que crees que se va a poner muy malo y hay que vigilarlo, eso lo aprendes tras muchos años en planta”, opina. Ella acumula casi toda su experiencia en la UCI de adultos, y reconoce que si la trasladasen a una UCI pediátrica se sentiría casi como tener que empezar de cero. “Claro que tengo los conocimientos, pero los pacientes son siempre diferentes en cada servicio. Yo sí tuve la suerte de aprender con gente veterana”, añade.

El área de Gijón ha sufrido en 2020 el retiro de 40 enfermeras y 18 médicos

decoration

Carpintero también cree que los 101 sanitarios que se han jubilado hasta ahora serán, de aquí a final de año, bastantes más. “Este es un año raro por la pandemia y muchas compañeras temen que tras todo esto se vayan a pactar restricciones a las prejubilaciones, así que habrá más sanitarios de 63 años que pidan retirarse. Yo conozco a varias que lo van a hacer”, adelanta. Por el momento, estos 101 retirados son suficientes para confirmar la tendencia de las jubilaciones al alza.

En 2018 fueron 163, el gran pico, y en 2017, otros 103. Son números muy distintos a los que se registraba en la sanidad gijonesa hace diez años, cuando era raro que el número de jubilados pasase de los 60. El motivo es que estos años los que están dejando su trayectoria laboral son los sanitarios que entraron en las universidad en los años 70, una época en la que las carreras superiores recibieron un “boom” de matriculados.

Hasta ahora, en el área sanitaria de Gijón ya se han retirado de las categorías principales 40 enfermeras, 18 médicos y 17 técnicos en cuidados auxiliares de enfermería. También 5 celadores y 7 siete administrativos. El resto de jubilaciones, de una o dos personas, incluyen sectores variados como secretaría, lavandería y fisioterapia.

Generación “boom”

El área sanitaria gijonesa sufre desde hace años una jubilación masiva de sanitarios cada años. Son los pertenecientes a la “generación boom” de los años 70.

Un relevo por goteo

La sensación de los implicados es que su promoción aprendió de sus veteranos, pero que ellos se marchan con la sensación de no haber tenido a suficientes jóvenes a los que enseñar.

Más prejubilados

Estos nuevos pensionistas también alertan de que varios compañeros que no tenían previsto prejubilarse lo harán temiendo que el Principado endurezca las condiciones.


Compartir el artículo

stats