Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Estas son las zonas de Gijón donde se celebran botellones desde el cierre de los bares

La Policía multó el viernes a 35 jóvenes por beber junto al camping del Rinconín y otros seis en Somió

Botellón

MARCOS LEÓN

En una zona alejada del centro de Gijón, como es el camping del Rinconín, pero a plena luz del día, la Policía Local sorprendió ayer a 35 personas realizando un botellón. De esas, 19 se llevaron una multa por no llevar mascarilla, 11 por no respetar las restricciones del número

El cierre total de los bares y el pequeño comercio entró en vigor el 4 de noviembre, pero antes a la hostelería ya se le había prohibido usar las barras. Durante esos días, los datos del covid-19 en la región lejos de ser esperanzadores han alcanzado picos de contagios alarmantes. El sábado 14 de noviembre, Asturias rozó los 800 nuevos infectados. Esa misma jornada, muy soleada, la Policía Local de Gijón intervino en tres botellones en el parque Fluvial de Viesques, en la calle Eleuterio Quintanilla, en El Llano, y en el parque Isabel La Católica. En total, se tramitaron 24 denuncias, el doble que el día 13, viernes, cuando hubo botellón en la calle Aguado, en La Arena, y en el camino del Rubín, en El Cerillero.

Estas quedadas informales trajeron consigo un nocivo efecto secundario en forma de montones de basura. Las intervenciones de la Policía Local en el último mes demuestran que botellón en Gijón afecta a todos los barrios. Desde la zona oeste hasta la este, pasando por el centro, muy extraño es el fin de semana que no salde con un buen número de denuncias, ya sea por fumar sin guardar la distancia, por no llevar mascarilla y por el acto ilegal de consumir bebidas alcohólicas en la vía pública, sea en parques o en patios interiores.

Las fiestas en domicilios son el otro problema de las semanas más duras de la pandemia en Gijón. Tampoco es raro que los agentes intervengan los fines de semana en domicilios particulares donde se celebran reuniones ilegales.

Sin ir más lejos, ayer un hombre fue detenido tras intentar escapar con su coche a toda prisa tras haber sido sorprendido por la Policía en una celebración en la calle Cecilia, en Tremañes, muy cerca de la avenida de Los Campones. Fue a las 00.10 horas, y interceptado a las 1.40 horas en la avenida Constitución. En el coche iban además otras dos personas. El conductor fue detenido por un delito contra la seguridad vial y por oponer resistencia. Ninguno de los tres ocupantes del coche llevaban mascarilla. Lo cual derivó en otras dos denuncias que se suman a las numerosas que ha tramitado la Policía Local en su lucha contra los botellones desde el cerrojazo de la hostelería.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats