Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los niños de Los Pericones aprenden en clase a lavarse los dientes con perros

Un plan pionero de la asociación de diabéticos lleva la salud bucodental a las aulas a través de animales

Los niños de un colegio de Gijón aprenden a lavarse los dientes con perros

Los niños de un colegio de Gijón aprenden a lavarse los dientes con perros VÍDEO: Pablo Palomo/ FOTO: Ángel González

Para ver este vídeo suscríbete a La Nueva España o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Los niños de un colegio de Gijón aprenden a lavarse los dientes con perros Pablo Palomo

Desde las ventanas de la clase de cuatro años del colegio Los Pericones se ve la Universidad Laboral, pero ayer los ojos de los más pequeños estaban posados en “Maya” y “Tuco”, dos perros de agua que ayer fueron los protagonistas de una importante lección para los escolares del centro: adquirir buenos hábitos de limpieza bucal, alimentarios y para la prevención de la diabetes, una enfermedad con cada vez más prevalencia entre los jóvenes. La actividad la impulsa la asociación asturiana de diabéticos y es pionera porque nunca antes se había empleado a perros terapéuticos para la divulgación de estos buenos hábitos. “Se lo han pasado genial y encima han aprendido mucho”, destacó Laura Puente, una de las profesoras del centro escolar.

“Tuco” y “Maya” se convirtieron en la principal atención del colegio Los Pericones nada más poner una pata en la escuela. Todos los pequeños querían acariciarlos. Los dos perros subieron las escaleras en dirección al aula de cuatro años donde impartirían una clase de una hora. Cuando Diego Arbesú, el entrenador de los dos animales, que pertenece a la asociación Terapy Dogs pregunta quién se ofrece voluntario para aprender junto a los canes lo que se encuentra es a toda la clase con las manos levantadas. “Son perros muy entrenados, están seleccionados desde cachorros y están acostumbrados a estar con niños”, explica Arbesú.

11

Los niños de Los Pericones aprenden en clase a lavarse los dientes con perros Ángel González

El taller tiene tres intereses, pero uno de los más llamativos fue el de promocionar la salud bucodental. Para ello, los pequeños aprendieron buenas técnicas de cepillado y de localización de posibles caries examinando la dentadura de los canes. Como predijo Arbesú, ni “Tuco” ni “Maya” dijeron ni “mú”. Se mostraron dóciles y plácidos de poder ayudar a los jovencísimos escolares. “Llevamos trabajando ya bastante tiempo, pero es la primera vez que estamos usando perros de terapia”, apostilla Covadonga García, la presidenta de la asociación asturiana de diabéticos.

Una asociación que ya es veterana en la organización de este tipo de talleres. Normalmente, suelen acudir a clases en las que los escolares rondan los nueve años. Ayer era la primera vez que visitaban a niños tan pequeños. Aunque el año pasado por la pandemia no pudieron acudir a ningún colegio, se espera que este curso puedan dar sus importantes consejos a unos mil estudiantes, la mayoría de Gijón. Su intención es seguir año que viene, siempre que obtengan la financiación suficiente. “La prevención es importante, porque cada vez hay más diabéticos de tipo dos por culpa del sobrepeso y la mala alimentación. Además, el riesgo de sobrepeso ha crecido ahora por culpa de la pandemia”, razona Covadonga García.

Los alumnos Mateo Cuesta y Manuel Cox junto a “Maya”.

Precisamente, para empezar a prevenir desde edades bien tempranas, parte de la actividad de ayer consistió en el visionado de vídeos sobre esta enfermedad. En concreto y para que los niños pusieran más interés si cabe, a los estudiantes se les aleccionó con un capítulo de la serie infantil “Caillou” en el que uno de los personajes se entera de que padece diabetes. En definitiva, que la de ayer en el colegio Los Pericones fue una mañana muy productiva y provechosa gracias a unos inusuales docentes. “Tuco” y “Maya”, los dos perros que enseñan salud bucodental y prevención contra la diabetes.

Compartir el artículo

stats