Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Jarrio, el hospital con la espera más corta para operaciones, 56,7 días

El centro empeoró la demora para consultas con especialistas de 57 a 84 días, lo que la gerencia achaca a los problemas en Oftalmología

El Hospital Comarcal de Jarrio.

El Hospital Comarcal de Jarrio. G. GARCÍA

Los pacientes del noroccidente asturiano son los que menos deben esperar de toda la región para ser intervenidos quirúrgicamente. El Hospital de Jarrio es el centro hospitalario que presentó una menor demora media para este servicio el año pasado: 56,7 días. Es uno de los datos relevantes del balance de actividad que ha realizado la gerencia del área sanitaria I, en el que se analiza la cobertura prestada a los 44.631 ciudadanos con tarjeta sanitaria que residen en el territorio. En el análisis también se observa que el descenso en la población es una de las causas de la reducción de los ingresos y las consultas que registra el hospital coañés.

En el apartado de las intervenciones quirúrgicas, en Jarrio se desarrollaron un total de 3.143 operaciones en 2017, frente a las 3.091 del año anterior. Los servicios que más operaron fueron Traumatología y Oftalmología. Del total de intervenciones, 1.154, un 41 por ciento, no precisaron ingreso, lo que se conoce como cirugía mayor ambulatoria, que es menos invasiva y más segura para el paciente. En total, entraron en la lista de espera 2.416 pacientes, con una demora media de 56,7 días. Al cierre del ejercicio, 528 personas aguardaban una operación, frente a las 716 que lo hacían un año antes.

En el apartado de consultas, las 19 especialidades del centro ofrecieron un total de 62.351, lo que supone una leve reducción con respecto a 2016, cuando hubo 64.791 consultas. Actualmente, son 3.664 los pacientes que aguardan cita para ver al especialista, con una demora media de 84 días. La cifra ha empeorado con respecto a 2016, cuando esa demora se estableció en 57 días. Según señala la gerencia del área, en esta tendencia influyen los problemas registrados en el servicio de Oftalmología. Sin embargo, se destaca que otras siete especialidades se sitúan por debajo de los diez días de espera.

Los ingresos hospitalarios se han visto reducidos un siete por ciento en 2017, al contabilizarse un total de 3.936, con una estancia media de 6,3 días por paciente. El porcentaje de ocupación de las camas fue, de media, de un 67 por ciento, cuando lo ideal, dice la gerencia, es que se establezca en un 80 por ciento.

Finalmente, el Hospital de Jarrio atendió 20.972 urgencias, lo que supone una reducción de un 2,28 por ciento con respecto al ejercicio anterior. El número de bebés nacidos en el centro también menguó, al pasar de 258 a 240.

Compartir el artículo

stats