Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tapia limita el área de autocaravanas de la villa a la mitad de su capacidad: 55 plazas

"Los vehículos deberán dejar un aparcamiento vacío entre ellos; es posible que la norma se mantenga todo el verano", señala la alcaldesa, Ana Vigón

El Ayuntamiento de Tapia ha decidido reducir a la mitad el aforo del área de autocaravanas de la villa, una de las más solicitadas de la comarca por su buen emplazamiento junto a la playa y muy cerca del casco urbano. "Los vehículos deberán dejar una plaza vacía entre ellos. Es posible que mantengamos la medida todo el verano", explica la Alcaldesa tapiega, Ana Vigón.

Así las cosas, el área de autocaravanas tapiega pasará de ciento diez plazas en condiciones normales a cincuenta y cinco. La medida persigue hacer cumplir las restricciones sanitarias para evitar contagios y ha sido bien acogida por los primeros usuarios. Los visitantes respetan las distancias y consideran que es una medida acertada.

La regidora indica que de momento se ha colocado un anuncio con esta nueva norma a la espera de que llegue la cartelería oficial que informará a los autocaravanistas de estas restricciones. Estos días los operarios municipales han estado acondicionando el entorno del área, que ya recibió un buen número de visitantes desde que es autorizó la movilidad por la comunidad autónoma. Además, la regidora indica que está prevista hacer una pequeña mejora en la zona donde se depositan las aguas residuales para evitar escapes.

En el primer fin de semana con permiso el área contabilizó veintidós autocaravanistas, la mayoría de Oviedo y Gijón. Muchos de ellos llaman previamente para informarse del estado del área y si está operativa. Aunque por semana bajó la afluencia , el espacio cuenta a diario con algún usuario.

Tapia ha optado por este sistema de reducción de espacio, pero el concejo de Coaña ha optado por medidas más drásticas. No en vano, el consistorio coañés ha decidido prohibir el aparcamiento y la pernocta de autocaravanas en la rasa y el faro de Ortiguera y solo permite el estacionamiento en el parking de Jarrio. La regidora coañesa, Rosana González, explica que la medida pretende proteger a la población local dado que la zona de aparcamiento de Ortiguera está muy cerca de las viviendas y obliga a los vecinos a compartir espacio con los autocaravanistas. Por ejemplo, es paso obligado para los usuarios que quieran acceder a la playa.

La propuesta no ha gustado a la oposición socialista por el freno que supone para el sector turístico: "En los tiempos actuales, creemos necesario la apuesta de un turismo de calidad y sostenible", incide el portavoz socialista Daniel Pérez, que recuerda que hace unos años el área de Ortiguera recibió un premio por los servicios que ofrece a los usuarios y su buena ubicación..

Compartir el artículo

stats