Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Salud atribuye el parón en el cribado de mama de Jarrio a la falta de profesionales

La Consejería afirma que está retomando el procedimiento para lograr citar "rápido" a las mujeres que están pendientes de efectuar la prueba

María Concepción Saavedra.

María Concepción Saavedra. I.C.

El Servicio de Salud del Principado de Asturias (Sespa) ha admitido la parálisis del programa de cribado de cáncer de mama del Área Sanitaria I, tal y como denunció hace unos días la plataforma "Salvemos nuestro hospital". Los responsables sanitarios justifican este parón mencionando la falta de profesionales y

"El Sespa llamará a las mujeres de Jarrio a las que les corresponda realizar el cribado. Para ello, la administración sanitaria está habilitando los mecanismos que solventen de manera rápida estos cribados", precisan desde el departamento que dirige María Concepción Saavedra. El Sespa evita dar una fecha concreta para retomar el cribado, pero indican que se está trabajando en ello.

Desde "Salvemos nuestro hospital", plataforma creada por el PP para reclamar mejoras en la gestión del hospital comarcal de Jarrio, precisaron ayer que esta parálisis supone que cada semana una media de cien mujeres del Noroccidente (unas cuatrocientas al mes) no estén siendo revisadas. El colectivo, que estima que hay pendientes casi 4.000 mamografías en el último año, denuncia además que esta situación provoca que el mamógrafo de última generación donado en enero de 2018 por la Fundación Amancio Ortega permanezca "completamente infrautilizado desde septiembre de 2019".

"Resulta inconcebible que, contando con los medios técnicos necesarios, no se estén llevando a cabo las revisiones imprescindibles para detectar de forma precoz el cáncer de mama", denuncia el portavoz de "Salvemos nuestro hospital" y edil valdesano Carlos López.

La plataforma hace responsable a la gerencia del Área Sanitaria I y al Sespa de este problema que, a su juicio, provoca que las mujeres del Noroccidente "estén siendo tratadas como mujeres de segunda al privarlas de un sistema de detección precoz del cáncer de mama que, está demostrado, salva vidas".

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats