Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Jesús Puras se encargará del estudio sobre el estado del Cristo de Obona

La Fundación Valdés-Salas iniciará una campaña de captación de fondos en Asturias para lograr impulsar la restauración de la pieza

El Cristo de Obona. | A. M. S.

El Cristo de Obona. | A. M. S.

La histórica y esperada restauración del Cristo de Obona, que se encuentra en el monasterio Santa María la Real, de Tineo, llegará de la mano de la Fundación Valdés-Salas y será Jesús Puras el encargado de hacer un estudio preliminar sobre el estado de la prestigiosa imagen, considerada uno de los grandes símbolos del románico asturiano.

Así lo confirmó el presidente de la Fundación, Joaquín Lorences, quien destacó la “ilusión” con la que la entidad, sin ánimo de lucro y con afán de promover, divulgar y cuidar la cultura y el patrimonio asturiano, afronta este proyecto. Según Lorences, el restaurador elegido para llevar a cabo esta iniciativa hará un estudio preliminar para informar del estado de la imagen y de las intervenciones que necesitaría, siempre bajo su criterio.

La Fundación Valdés-Salas desea hacer partícipe a la sociedad asturiana de este hito en Tineo y en Asturias y para ello hará una campaña de captación de fondos. De esta forma, cada persona que aporte una cantidad económica para financiar la restauración recibirá como contrapartida un libro con fotografías que darán cuenta de la evolución de la imagen y de su restauración. En esta obra se informará de todos los cambios y modificaciones del Cristo de Obona a lo largo de su historia y también se contará el origen e importancia del monasterio donde se encuentra.

Para el presidente de la Fundación Valdés-Salas “no hay peor carcoma que el olvido”. “Los recursos de esta entidad son limitados, pero el Cristo de Obona es un símbolo para Asturias y para el Camino de Santiago”, apuntó. Todavía se desconoce cuánto costará la intervención en sí, ya que “uno de los riesgos que asumimos es que a medida que avance la restauración se encuentren necesidades”.

El restaurador Jesús Puras concretó a este diario que es “precipitado” informar del estado actual de la imagen. Asimismo, el proyecto de restauración tiene que ser aprobado por la Dirección General de Patrimonio Cultural y también debe dar su visto bueno la Iglesia. El alcalde de Tineo, José Ramón Feito, mostró su alegría por esta propuesta e indicó que “lo próximo” es la rehabilitación del propio monasterio, muy deteriorado y con zonas completamente abandonadas.

Compartir el artículo

stats