Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Milio Rodríguez Cueto

esti güevu sal quier

Milio Rodríguez Cueto

Pingarates

De Fernández Villa a la toma del Congresu yanqui

1. Diz la Fiscalía asturiana que nun trai cuenta meter a Villa en cuartón porque tien la cabeza tan p’allá que, igual, nin s’enteraba del encarcelamientu. Nunca pensó ún nesi aspectu de les condenes de prisión: pa tar presu ye fundamental saber que tas presu. Si non, Villabona tresfórmase nun

2. El domingu, la conseyería d’Educación suspendió les clases, pa 48 hores, en media Asturies. Pasaren namás 24 cuando, el llunes, llevantó la suspensión. Ente medies, el tiempu fue cumpliendo, sumisu, los pronósticos meteorolóxicos qu’anunciaben apertura de claros. Ente la suspensión y la suspensión de la suspensión mediaron protestes de families, que nun sabíen a cuentu de qué venía aquello de que quedaren los rapacinos en casa si ya diba tres díes que nun nevaba nes villes y les carreteres taben llimpies, menos tovía cuando los de Secundaria empezaren a clase el vienres anterior, con peor tiempu, nos mesmos institutos que, agora, recibíen orde de trancar. La xente facíase cruces coles decisiones de la conseyería ensin entender el datu atmosféricu fundamental: cambió l’aire.

3. Cúmplense diez años de la inauguración del atentáu paisaxísticu bautizáu Superpuertu del Musel, un pegotón hasta’l momentu inútil que vieno alfombráu de billetes. Nun va muncho, ún volvió a subir a La Campa Torres, cosa que cada vez-y apetez menos, porque si ya’l cabu taba asediáu, de va tiempu, pel este y pel oeste, hai una década que tamién-y robaron l’horizonte del norte, que nos lu robaron a toos. ¡Que desolación, la mar ferío, cementao a los pies del faru! El 11 de xineru de 2011, col ministru de Fomentu, que d’aquella yera José Blanco, encabezó la inauguración, verbigracia l’atentáu, con tol derechu a facelo, Vicente Álvarez Areces, presidente d’Asturies. En 2019, el gobiernu municipal premiolu, a títulu póstumu, declarándolu fíu predilectu. O nun s’enteraron (malo) o son como él (peor).

4. Ún de los asaltantes del Congresu yanqui (que fue sudista un par d’hores) ye Jon Schaffer, un músicu heavy que pisó Asturies va venti años. Ye autor de canciones de tonu míticu que desvelen que convivimos con una diabólica raza, anterior a la llegada del ser humanu al planeta Tierra (somos inmigrantes interestelares, según esti puntu), que conspira, dende puestos de poder, pa puteanos y llavanos el cerebru, seliquín seliquino. Estrenó eses canciones-denuncia en 1998 n’Avilés. Esi fue l’añu que Fernández Villa escoyó a Areces pa futuru presidente d’Asturies. ¡Oye, muncho reíse de los qu’entraron nel Congresu, pero…!

miliorodriguezcueto.wordpress.com

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats