Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Dimite el jefe de Urgencias del hospital del oriente de Asturias por las carencias de personal y el exceso de trabajo

Javier Remis, que llevaba dos años al frente del servicio, exigió sin éxito a los dirigentes del centro refuerzos para garantizar una atención de calidad

Javier Remis Hurlé. J. M. CARBAJAL

El jefe de Urgencias del hospital del oriente de Asturias, Javier Remis Hurlé, ha presentado su dimisión por las carencias de personal y la sobrecarga de trabajo que padecen los integrantes de ese departamento, según indicaron fuentes sanitarias. El dimisionario, que no ha querido hacer "de momento" declaraciones, exigió a los responsables del centro asistencial refuerzos para garantizar un servicio de urgencias de calidad, añadieron las fuentes consultadas.

Las reivindicaciones del personal de Urgencias están pendientes de una reunión con los responsables del hospital, que se celebrará hoy. Entre las peticiones destaca la necesidad de reforzar el servicio de Urgencias durante los veranos, dado que se triplica la población del oriente de Asturias, pero no el número de efectivos sanitarios (al contrario, pues parte de la plantilla está de vacaciones).

Los trabajadores de Urgencias quieren que se refuerce el servicio en el verano para que en vez de los actuales tres médicos que trabajan durante el día (hasta la medianoche) haya cuatro. Confían en que hoy haya una respuesta positiva por parte de las autoridades del centro, a cuya cabeza está la gerente, Margarita Pendás, que ayer rechazó hacer declaraciones.

La gota que colmó la paciencia de los trabajadores de Urgencias fue la ausencia hace unos días de un trabajador de ese departamento, que dejó en dos el número de médicos, sin posibilidad alguna de refuerzo. La sobrecarga de trabajo llevó a los empleados a lanzar un órdago a los responsables del centro, que incluyó la dimisión de Javier Remis, médico que suma 12 años en el hospital comarcal "Francisco Grande Covián", dos de ellos como jefe de Urgencias, en el transcurso de los cuales sus reivindicaciones no han sido atendidas.

El número de efectivos del departamento de Urgencias del hospital se sitúa en la actualidad en 16, más el jefe. Son exactamente los mismos que había cuando el centro era regido por una fundación (primero privada y luego pública). Posteriormente, en el año 2010, gracias al respaldo en la Junta General de PP e IU, el hospital y su plantilla se integraron en el Servicio de Salud del Principado de Asturias (SESPA). El PSOE, en el gobierno autonómico, votó en contra de la ley de integración, calificándola de "irresponsabilidad" y augurando que llevaría al centro "por un tortuoso camino de conflictos jurídicos e incertidumbre", al considerarla "inaplicable" e "inasumible", algo que finalmente no se cumplió.

Compartir el artículo

stats