Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Reserva de la Biosfera, "un trampolín" para la promoción turística de Ponga

Los empresarios y los vecinos confían en que la distinción otorgada por la Unesco atraiga visitantes "a un concejo olvidado pese a su belleza"

La Reserva de la Biosfera, "un trampolín" para la promoción turística de Ponga

La Reserva de la Biosfera, "un trampolín" para la promoción turística de Ponga

El equipo de gobierno pongueto (PSOE-PP) celebró ayer, junto a los trabajadores municipales, la declaración del Parque Natural de Ponga como Reserva de la Biosfera por parte de la Unesco. Lo hicieron brindando con sidra espumosa tras concluir un pleno extraordinario al que los concejales de Foro -que en su día se mostraron reacios a la distinción- no asistieron. Escenificaban la alegría por un reconocimiento que confían ayudará al desarrollo socioeconómico sostenible del concejo. La alcaldesa de Ponga, la socialista Marta Mª Alonso, destacó que "se abren nuevos horizontes porque, si un artesano quiere hacer queso de los Beyos en Ponga, ese manjar tendría una catalogación de marca Reserva de la Biosfera que aportaría un valor extra en el mercado. Lo mismo ocurriría si alguien quiere comercializar carne de ternera criada aquí, o miel", sentenció.

Empresarios y vecinos de la zona también ven en la Reserva de la Biosfera una oportunidad para promocionar en el exterior las bondades de su medio natural. Por eso, hosteleros como Ricardo Herrero, del bar-tienda El Cascayu, de Abiegos, aseguran que la distinción de la Unesco "llena de esperanza e ilusión a los lugareños y "será un trampolín para dar a conocer Ponga, uno de los concejos más olvidados de Asturias pese a su inigualable belleza".

En la misma línea se expresaba ayer la gerente del hotel-restaurante La Casona de Mestas, Nieves Uzal. "Se trata de un sello de calidad que nos vende fuera del país y que ayudará a crear puestos de trabajo, no sólo en temporada alta", dijo. "Es una pena que la zona de Picos esté tan masificada y que aquí, con todos los recursos naturales que hay, venga menos gente". Su opinión la compartía Julio Guzmán Martín, que preside la Asociación de Hostelería y Turismo de Ponga. "Éramos el único parque natural de Asturias que no contaba con esta distinción, para nosotros muy esperada porque nos permite estar integrados. Las cosas se han hecho bien", considera.

La declaración de Ponga como Reserva de la Biosfera no solo beneficia al sector servicios. El representante de la junta ganadera de Ponga, Miguel Ángel Díaz, defiende que "es bueno para todos, una oportunidad para que se asiente población en un concejo cada vez más despoblado y más envejecido". Díaz matiza que, "al principio, había recelo en el sector por el temor a que la distinción acarreara restricciones en los usos ganaderos, pero, según nos informaron, son las mismas que ya teníamos por ser parque natural", explica.

Vecinos de Sellañu como Raquel Sánchez esperan que la Reserva de la Biosfera también repercuta en mejoras para los residentes. "Soy prudente. No sé hasta que punto nos beneficiará a quienes no vivimos del turismo, aunque puede servir para que la administración esté más pendiente de que la zona presente una buena imagen y mejore en infraestructuras" dijo.

La misma opinión tenía ayer Prudencio Alas. "A ver si sirve para atraer subvenciones y ayudas, y para promocionarnos, porque incluso dentro de Asturias hay gente que todavía no sabe dónde queda Ponga", lamentó.

La declaración de la Reserva de la Biosfera cogió por sorpresa ayer en Ponga a visitantes como los argentinos Daniel Ripoll y Mónica Zanfranceschi, quienes pusieron en valor la labor de los vecinos en la conservación del espacio. La celebración no se hizo extensiva a la parroquia rural de Sobrefoz, que en su día presentó alegaciones para paralizar el reconocimiento al entender que no aportaba beneficios económicos directos, que no se había informado lo suficiente del proceso a los vecinos y que podría acarrear restricciones adicionales a las del parque.

Ponga pasa a ser la séptima Reserva de la Biosfera asturiana desde que, hace 18 años, entrasen en esta privilegiada lista Somiedo y Muniellos.

Compartir el artículo

stats