Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Trescares busca ayuda para reparar su iglesia del siglo XVI, cerrada hace 10 años

El párroco de la localidad de Peñamellera Alta hace un llamamiento a los vecinos: "El presupuesto es alcanzable, pero con mucho esfuerzo"

Exterior de la iglesia de San Vicente de Trescares.

Exterior de la iglesia de San Vicente de Trescares. EVA SAN ROMÁN

El coste será elevado, pero la intención es reabrir el templo. Los vecinos de Trescares, en Peñamellera Alta, llevan una década sin poder entrar en su iglesia, construida en el siglo XVI. El mismo tiempo en el que han tenido que oficiar misas y funerales en el centro social, que

La iglesia de San Vicente presenta problemas estructurales desde hace años. Las paredes y la bóveda central se agrietaron hace tiempo, pero en 2015 saltó la alerta y el Arzobispado decidió cerrar el templo. El paso del tiempo, cuentan los vecinos, no ha hecho más que empeorar la situación, y si no hacen algo pronto acabará viniéndose abajo.

El párroco, Ángel Villaloa, ya tiene un proyecto, "pero es muy costoso". La Iglesia "tal vez pueda poner hasta el 50%" para su ejecución, pero el resto del capital deberá salir de las donaciones vecinales. Existe un problema en el subsuelo que ha ido acrecentándose con el paso de los años, hasta el punto de haber movido una pared y agrietado la bóveda. La estructura está descompensada y, aunque a priori no hay informes técnicos que alerten de un derrumbe, no es seguro abrir el templo "porque pueden caer piedras".

Hasta la fecha, cuenta Villaloa, "no se ha identificado la causa del deslizamiento, y después de escuchar a varios técnicos se ha decidido adoptar medidas de seguridad, acotando un perímetro para poner en marcha una especie de saneamiento" del entorno con el fin de evitar que las corrientes de agua que ahora afecten al templo sean desviadas. Además, en el proyecto se contempla un refuerzo de las paredes y la reconstrucción de la bóveda, además de la cubierta. La intervención, asume el sacerdote, "es bastante seria, y económicamente, para un pueblo tan pequeño como Trescares, será complicado afrontarlo. Pero no imposible".

"El presupuesto es alcanzable, está claro, pero con mucho esfuerzo", asume el párroco. Los vecinos, unos pocos que intentan representar a todos, han decidido crear una comisión para canalizar y conseguir los recursos. "No queremos que se caiga nuestra iglesia. Estos días estamos viendo lo triste que es que alguien muera y no poder despedirlo por no poder celebrar una misa; a nosotros nos falta ese servicio desde hace años, tenemos un sentimiento extraño de no tener un lugar de culto, este tipo de espacios religiosas en los pueblos son elementos muy arraigados, y nosotros lo estamos viendo caer desde hace diez años que se cerró", explican desde la comisión vecinal.

Por eso ahora, "hemos visto la buena voluntad de Ángel y nos hemos animado a impulsarlo". Han puesto en marcha algún mecanismo para conseguir financiación, pero aún queda mucho camino por andar. "Lo más importante es tener dinero; después podremos conseguir, al menos, recuperar la iglesia e ir haciéndolo poco a poco".

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats