Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El pueblo de Bricia, en Posada de Llanes, otra vez sin agua: “Estamos cansados de vivir así”

“Perdemos la cuenta de las veces que ha pasado”, clama el alcalde pedáneo, que exige arreglar una traída “que no va a aguantar mucho más”

Bricia. | E. S. R.

Bricia. | E. S. R.

“Nos hemos vuelto a quedar sin agua y nos han dicho los operarios de la empresa Asturagua que las tuberías no van a aguantar mucho más”. Los vecinos de Bricia, en Llanes, llevan días con el servicio de suministro en precario “y ya perdemos la cuenta de las veces que nos ha pasado”. Están “cansados de la imprevisión que supone vivir así” y el alcalde pedáneo, Fernando Ruenes, urge la obra de renovación de la traída anunciada por el Gobierno local hace unas semanas. Aunque no solucionará el problema global, al menos prevé trabajos en algunos tramos, por importe de 140.000 euros.

“O lo arreglan de forma urgente o en verano vamos a tener serios problemas de abastecimiento porque el depósito no va a dar abasto con la llegada de más población”, dice.

“Cuando la tubería se rompe el depósito se vacía, para que haya presión hay que volver a llenarlo una vez se repara correctamente la avería, y tarda varias horas en llenarse, con lo que a los hogares llega un chorro muy fino”, explica con detalle.

Esta circusntancia no sólo afecta a los hogares. En su caso, también al trabajo. “Yo tengo una plantación de fresas y gastaré unos 40.000 litros de agua a la semana, a mí estas averías me afectan doblemente”, indica.

Existe, además, un problema añadido por si no fuera suficiente la situación: “Una vez que se restablece el servicio de agua, esta sale turbia durante varias horas, arrastra sedimentos que llegan a los domicilios y se empiezan a generar averías en calderas, lavadoras y lavavajillas”.

“Es evidente que el arreglo urge porque esta traída de agua, la de toda la parroquia de Posada, se construyó cuando aquí había un porcentaje de vecinos muy inferior al que tenemos ahora”, concluye Ruenes.

El PSOE pide que se incluya ya la obra en el presupuesto municipal

El PSOE de Llanes ha planteado al concejal de Economía y Hacienda, Lucio Carriles, que utilicen el remanente de tesorería municipal para hacer un plan de reactivación económica y también para renovar la traída de agua de Posada. Es su propuesta a los presupuestos participativos del Ayuntamiento, que acepta aportaciones a la hora de elaborarlos.

Los socialistas consideran que “la traída está en un estado lamentable”. Y, aunque como recuerdan los vecinos, el problema viene de hace décadas, “deben darle una solución inmediata a la parroquia de Posada para evitar cortes y averías continuas” como viene sucediendo en los últimos días de forma sistemática. Respecto al plan de reactivación, debe impulsarse “para ayudar a los sectores afectados por la crisis”. Critican que “la pasividad del gobierno local es sorprendente y vergonzosa” y exigen un plan “verdaderamente ambicioso que responda a las necesidades”.

Compartir el artículo

stats