Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los ambulantes de textil piden reunificar el mercado de Posada de Llanes: “Ahora no vendemos”

El Ayuntmiento trabaja en una ordenanza para reestructurar la cita semanal, pero los vendedores reclaman celeridad para reavivar el consumo

May Sokhm y José Ángel Gabarri, junto al puesto de la primera en Posada. Eva San Román

Parte de los vendedores ambulantes de Posada de Llanes quieren que el Ayuntamiento reorganice la cita semanal de los viernes y vuelva a reunificar el mercado. “Nos han separado, nos han mandado fuera, y desde entonces no vendemos”, resaltan los empresarios que han sido “alejados” de la plaza de Parres Piñera, donde sí continúan vendiendo los ambulantes de alimentación.

“Nos necesitamos unos a otros, la gente que viene a comprar fruta igual ve un pantalón o una camisa y al final también se la lleva, si recogemos firmas, gana la petición del traslado, sólo queremos estar como estábamos, sin más”, indica José Ángel Gabarri. Al lugar donde se ha reubicado a lo textiles, indica May Sokhm, “no viene nadie porque es una zona apartada donde el viento sopla demasiado fuerte en invierno y además de ser incómodo para el cliente, a nosotros nos vuelca toda la mercancía”.

En primavera y verano “estamos ocupando el espacio de un aparcamiento, con la falta que le hacen las plazas a la gente que visita Posada, donde no hay demasiado sitio para aparcar”, apunta. Junto a ellos, Ventura Blázquez, apoya la reivindicación: “La gente no viene hasta aquí, hay que cruzar la carretera y estamos medio escondidos, por eso queremos un mercado que esté junto, como pasa en Llanes, Nueva, Ribadesella o Colunga. Sabemos que tenemos que respetar las distancias y sabemos que puede hacerse”, apunta. Cualquier otra opción que no pase por la reunificación “acabará con nosotros porque no vendemos. Es un hecho”, indica. Además, “esta zona no está preparada para poner sobre ella un mercado”, dice Blázquez apuntando a un conjunto de charcos que anegan el lugar que le corresponde para su puesto.

Vicente Sánchez, el portavoz de los empresarios de alimentación, pide paciencia y asegura que el Ayuntamiento les ha prometido una reestructuración para que los 40 empresarios con licencia puedan ubicarse en el emplazamiento anterior. “Además, nos han garantizado que pedirán un mínimo de asistencia para que algunos no vengan sólo a las vacas gordas de agosto”, indica.

La edil Priscila Alonso asegura que el Gobierno local y trabaja en una ordenanza que garantizará un buen futuro al mercado de Posada “cuando las normas sanitarias lo permitan”. Así se les ha trasladado ya los vendedores ambulantes de Posada de Llanes.

Compartir el artículo

stats