06 de junio de 2014
06.06.2014

La capital que mira hacia dentro

Expertos en urbanismo creen que Oviedo no crecerá a medio plazo y apuestan por la transformación de los espacios creados

06.06.2014 | 02:06
Maurín, Latierro, Gutiérrez de Terán, Menéndez y la moderadora, Ana Piquero, ayer, en el Auditorio.

Con una bolsa de suelo para 18.000 viviendas que no se han construido porque no hay demanda, es fácil adivinar que Oviedo no va a crecer más, al menos en los próximos años. Por eso, para los expertos, el gran reto es la transformación de los espacios ya creados: la entrada por la autopista "Y" y los terrenos del viejo Hospital en el Cristo. Ésta es la idea que sirvió ayer de hilo argumental en el debate "Urbanismo en Oviedo: perspectivas y retos de futuro", programado en el marco de las Jornadas "Imagina un bulevar" sobre urbanismo y participación ciudadana.

"Hay que hablar de Oviedo y los retos de la ciudad ahora, no de lo que pudo ser y no fue", indicó el ingeniero municipal Ignacio Ruiz Latierro. "Oviedo no va crecer en los próximos años, pero tiene que transformarse. Hay que jugar con los naipes que tenemos", explicó.

Por su parte, el arquitecto y urbanista Arturo Gutiérrez de Terán expuso la necesidad de redactar un nuevo Plan de Ordenación Urbana, para llevar a cabo las transformaciones pendientes. "Los viejos planes están muertos y las actividades que se desarrollen a través de viejos planes tendrán problemas. Reclamo uno nuevo de forma urgente", dijo el experto.

Gutiérrez de Terán también incidió en la necesidad de que las actuaciones que se desarrollen para transformar la entrada de la autopista "Y" en la ciudad vayan de la mano de los cambios en otros dos espacios: la Fábrica de Armas y el parque de Santullano, con el monumento prerrománico de San Julián de los Prados. "Todo el conjunto se debe desarrollar de forma cohesionada; los análisis que se puedan hacer de forma aislada no los veo", manifestó.

El geógrafo Manuel Maurín también convino que el ciclo de crecimiento "ha terminado" y que lo que toca ahora es "atajar las secuelas y ver qué nuevas necesidades tiene la población". En este sentido, propuso "dar una vuelta a la tortilla" y recalificar los suelos previstos para viviendas hasta lograr un "gran cinturón verde, pero urbano". Un extremo con el que Latierro discrepó por el pago de las responsabilidades patrimoniales.

Mientras, Eduardo Menéndez, de Ecologistas en Acción, propuso varias ideas para la Fábrica de Armas, entre ellas espacios de trabajo para que los empleados no tengan que desplazarse a los polígonos. También defendió la necesidad de que la participación ciudadana "sea clave" en la toma de decisiones. De hecho, la participación ciudadana será objeto de debate en el programa de hoy, con un coloquio sobre esta cuestión, a las siete, en el Auditorio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído