Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sanidad prepara una renovación de la cúpula del HUCA que incluye al gerente

Matallanas será relevado si la Consejería halla un sustituto que dé la talla, mientras los candidatos a director del Hospital recelan de la inestabilidad

La Consejería de Sanidad está trabajando en la renovación de la cúpula directiva del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) y del conjunto del área sanitaria con cabecera en Oviedo (atención primaria y especializada). La búsqueda, en la que está involucrado de forma muy directa el titular del departamento, Francisco del Busto, afecta a los tres principales cargos: gerente, director de atención sanitaria y director del Hospital. En el momento actual, Manuel Matallanas y José Fernández Díaz ocupan, respectivamente, los dos primeros puestos. El tercero, el que sigue más de cerca el día a día del HUCA, está vacante desde la marcha de Miguel Rodríguez a la gerencia del área sanitaria de Gijón, el pasado mes de noviembre.

Según diversas fuentes sanitarias consultadas por este periódico, todo apunta a que -después de muchas especulaciones en todas las direcciones imaginables- los planes de la Consejería establecen que Manuel Matallanas dejará la gerencia el próximo mes de mayo, cuando cumpla 65 años. "Sería muy difícil justificar su continuidad cuando se está jubilando a los 65 años de forma obligatoria a casi todos los médicos", argumentaron las citadas fuentes. En esta regla general, las únicas excepciones son los facultativos catalogados como insustituibles por realizar tareas que nadie puede llevar a cabo en su lugar.

Ahora bien, una cosa es aspirar a relevar al gerente y otra hallar un sustituto que dé la talla. La búsqueda no se presenta sencilla, entre otras razones por la complejidad del cargo, por el peculiar clima interno que vive el HUCA y -de cara a posibles candidatos foráneos- por la inestabilidad que se atribuye a la situación política de Asturias.

En el momento actual, el nombre que más suena para la gerencia del área sanitaria es el de Eduardo Segovia, quien antaño trabajó en el HUCA y ahora dirige el servicio de cardiología del Hospital de Cabueñes, de Gijón. En realidad, Segovia es un clásico de este tipo de especulaciones, pues mantiene una estrecha sintonía con el Consejero del Busto, de quien fue colaborador directo en el Servicio de Salud (Sespa) en la legislatura 2003-2007. Se da por sentado que si Matallanas se marcha, también lo hará su "número dos", José Fernández Díaz.

Y es que al gerente de un área sanitaria, máxime de las dimensiones de la de Oviedo, con el HUCA incluido, se le atribuye la segura aspiración a configurar su propio elenco de colaboradores. Y es en este punto en el que la compleja búsqueda de un gerente para el área sanitaria de Oviedo se da de bruces con la elección de un director del HUCA. Esta plaza ya ha sido convocada en el BOPA y aún restan varios días para que concluya el plazo de presentación de candidaturas.

El pasado día 20, este periódico avanzó que los responsables de la Consejería y el Sespa estaban recibiendo las negativas de los aspirantes con los que se entrevistaban debido, entre otros motivos, a que no se les aclaraba qué pasaría en mayo con el puesto de gerente. Dicho de otro modo, temían durar en el cargo muy pocos meses, sabedores de que entre el gerente del área y el director debe existir una relación de confianza, y que lo razonable es pensar que un nuevo gerente pediría manos libres para elegir a sus más inmediatos colaboradores. Estas reticencias se mantienen. El problema para Sanidad es que la plaza de director del HUCA ya está convocada, y que resultaría muy negativo para el Hospital que no concurriese a la plaza ningún candidato de fuste.

Compartir el artículo

stats