Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sanidad negocia que los hospitales se apoyen para bajar la demora en radiología

El Principado busca, por vez primera, una solución conjunta para toda la región

Personal del HUCA durante la realización de una resonancia.

Personal del HUCA durante la realización de una resonancia. LNE

La Consejería de Sanidad está negociando la reducción de las listas de espera de pruebas diagnósticas con todos los hospitales públicos sentados en la misma mesa. Por vez primera, la Administración sanitaria busca una solución conjunta, en red, para toda la región. La razón es que la estrategia que se intenta implantar se basa en la tele-radiología, que implica la colaboración entre todos los hospitales, con la posibilidad -gracias a la informática- de que las exploraciones puedan realizarse en un centro y ser leídas e informadas en otro, en función de la carga de trabajo de cada uno.

Según los últimos datos oficiales, son 39.563 los asturianos pendientes de una prueba, y de ellos 13.940 pertenecen al área sanitaria con cabecera en Oviedo, es decir, al Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) o al Hospital Monte Naranco. El pasado 31 de diciembre, las pruebas con mayor volumen de pacientes en espera eran las ecografías (16.191 pruebas pendientes en toda Asturias), las resonancias (10.906), las colonoscopias (4.998) y los TAC (4.588).

El consejero de Sanidad, Francisco del Busto, declaró el pasado viernes que "estamos a punto de cerrar un acuerdo con todo lo que tiene que ver con radiología, y posteriormente con los grandes servicios que tienen lista, que son pocos". Hablaba el Consejero de las negociaciones encaminadas a elaborar un plan estructural para reducir las demoras en la sanidad pública regional. Fuentes sanitarias consultadas por LA NUEVA ESPAÑA matizaron que en el ámbito del radiodiagnóstico "no hay nada cerrado", aunque precisaron que las conversaciones "van por buen camino".

Los responsables sanitarios aspiran a hacer realidad un viejo proyecto que, bajo el nombre de tele-radiología, quiere sacar partido a la posibilidad que ofrecen las nuevas tecnologías de enviar imágenes de un centro sanitario a otro. Hay que tener en cuenta que la carga de trabajo en la red hospitalaria es muy desigual, como queda de relieve en las cifras de lista de espera. En términos generales, los hospitales grandes registran demoras más prolongadas, y los pequeños manejan tiempos más asumibles.

Algunos conocedores de la situación de la radiología dan por seguro que el plan que se está negociando acarreará una mayor actividad por las tardes, dado que "está demostrado que el horario de mañanas es insuficiente". Otra cosa es cómo negocian este trabajo vespertino la Administración y los servicios de los hospitales. La Consejería de Sanidad quiere huir a toda costa del concepto "peonada" (nombre que reciben en el sector sanitario las horas extraordinarias) y, según ha trascendido, aspira a implantar una pauta de trabajo no coyuntural, sino estable.

El anterior equipo de la Consejería de Sanidad había planteado la creación de un centro de lectura diagnóstica para toda Asturias. Según ha podido saber este periódico, este proyecto no está descartado, pero en la actual dinámica de negociación quedaría pospuesto para una segunda fase.

Compartir el artículo

stats