Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El HUCA dará más peso a los médicos en la organización y gestión de sus servicios

El equipo directivo prevé sacar a concurso las jefaturas más relevantes del complejo sanitario y "relanzar" la implicación de los profesionales

Fachada del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA).

Fachada del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA). LNE

Dar más protagonismo a los médicos en la organización y la gestión del trabajo. Éste es uno de los principales objetivos que se ha marcado el gerente del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), Luis Hevia Panizo, quien tiene previsto potenciar las áreas de gestión clínica en el complejo hospitalario ovetense. En esta línea, se pondrán en marcha dos nuevas unidades que trabajarán con esta estructura de funcionamiento -una de Urología y otra de Metabolismo óseo y mineral- y se sacarán a concurso de forma paulatina diversas jefaturas de mucho peso interno que en la actualidad están cubiertas de forma provisional. Con casi total seguridad la primera será la del área de Farmacia, cuya directora, María Teresa Iglesias, se jubilará en las próximas semanas.

Luis Hevia Panizo se incorporó el pasado mes de septiembre a la gerencia del HUCA y del conjunto del área sanitaria de Oviedo. Está a punto de configurar su equipo directivo, que incluirá el relevo, por jubilación, de José Fernández Díaz, director de atención sanitaria y salud pública del área sanitaria (número dos del escalafón, sólo por debajo del gerente). Se prevé que le sustituya José Antonio Vecino, antiguo colaborador de Luis Hevia en el área de Gijón. Otro candidato a sumarse al equipo es el que fuera gerente de Jarrio, Ricardo de Dios. Otro colaborador de la etapa gijonesa de Hevia que se sumará al cuadro directivo del HUCA será Francisco Javier Andrés Barrientos, quien actualmente dirige el área sanitaria de Cangas del Narcea y podría ocupar la dirección de económica y de profesionales.

Pero a falta de que se completen los trámites necesarios para realizar este tipo de nombramientos, el gerente del HUCA tiene claros algunos epígrafes de la hoja de ruta que quiere seguir. Y entre ellos ocupa un lugar preponderante la gestión clínica, un modelo organizativo que se caracteriza por otorgar a los profesionales más autonomía y, en paralelo, más responsabilidades. La gestión clínica es un modelo organizativo que en el HUCA ha conocido diversos momentos, de impulso unos y de freno otros. En los últimos años los avances fueron pequeños, sino nulos.

El nuevo planteamiento del Hospital Central habla de "apostar de nuevo por la gestión clínica, por relanzarla", declararon a LA NUEVA ESPAÑA fuentes sanitarias, las cuales agregaron que "se impulsará" este modelo "como instrumento para implicara a los profesionales".

En este marco general, se incluyen algunas variaciones en la configuración de determinadas áreas. En los momentos iniciales, la creación de algunas de ellas había supuesto la coordinación de varios de los servicios tradicionales cuyas tareas presentaban confluencias, bajo la dirección de un solo director. Con esta filosofía se creó el área de gestión de Nefro-urología, que abarcaba los servicios de Nefrología, Urología y Metabolismo óseo. Más tarde, se comprobó que el sistema no funcionaba y las dos últimas fueron desgajadas. Recientemente, el Servicio de Salud del Principado (Sespa) creó las unidades de gestión de Urología y Metabolismo óseo como entes autónomos, y en los próximos meses se sacarán a concurso las direcciones de ambas. Para ocupar estos cargos, uno de los requisitos que se exige a los candidatos es la dedicación exclusiva a la sanidad pública.

La gerencia del HUCA se ha propuesto acometer una tarea pendiente desde largo tiempo atrás: regularizar la situación jurídica de varias jefaturas de las áreas de gestión clínica, cuyos responsables fueron designados por libre designación, procedimiento que los tribunales no consideran ajustado a derecho para este tipo de nombramientos, y por eso los han anulado.

Desde finales del pasado mes de agosto está convocado el concurso para cubrir la dirección del área de gestión de Medicina Interna. Se habían presentado a la plaza dos candidatos: Victoriano Cárcaba y Azucena Rodríguez. El primero ya dirigía el área desde 2010, pero hace unas semanas fue desalojado de este puesto tras ser denunciado por la Fiscalía por tres presuntos delitos -prevaricación, tráfico de influencias y violación de secretos- en su actuación como presidente del tribunal de un concurso-oposición del Principado que en 2011 otorgó plazas fijas a 23 especialistas. Entre tanto, Azucena Rodríguez ha perdido su plaza fija al tener que repetirse el segundo examen de la citada oposición, de modo que deja de cumplir los requisitos para la plaza. Sin embargo, el concurso no ha sido formalmente anulado por el momento.

Otras jefaturas de área de gestión clínica que también saldrán a concurso para una correcta provisión -por concurso de méritos- son las de Neurociencias, Laboratorio de medicina, Pediatría y Pulmón. El objetivo se centra en "afianzar a los responsables de esas áreas", bajo la premisa de que "podrán presentarse todos los aspirantes que cumplan los requisitos", quienes serán juzgados "en función de su capacidad, mérito y proyecto, con el fin de dar valor añadido a esas áreas y que los principales beneficiados sean los pacientes".

Compartir el artículo

stats