Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Más de 30 pediatras de centros de salud impugnan una oposición para hospitales

Los litigantes recurren ante el Principado alegando que el baremo de méritos los sitúa en inferioridad ante los colegas que ejercen en clínicas

Participantes en una de las últimas oposiciones para optar a una plaza de médico en el Sespa. IRMA COLLÍN

Un grupo de 32 pediatras interinos de centros de salud ha impugnado las bases de una oposición convocada por el Principado debido a que consideran que el baremo de méritos les sitúa en inferioridad de condiciones con respecto a sus colegas que trabajan en hospitales. Los citados facultativos han presentado un recurso de alzada ante el Servicio de Salud del Principado (Sespa) y amenazan con llevar el caso a los tribunales por la vía contencioso-administrativa si la Administración no satisface su reclamación.

El Principado ha convocado sendos concursos-oposición, uno para pediatras de centros de salud (que oferta 17 plazas) y otro para pediatras de hospital (con 13 plazas). En el baremo de méritos había introducido inicialmente una diferencia polémica: en el proceso selectivo de atención primaria, el tiempo trabajado en un centro de salud puntuaba lo mismo que el trabajado en un hospital; en la oposición de hospitales, no se daba puntuación alguna al tiempo trabajado en un centro de salud. Más tarde, el Sespa rectificó el baremo del concurso de hospitales, de modo que unos y otros puntuaban igual, como en la oposición de primaria.

Pero este cambio no ha satisfecho a los pediatras de los centros de salud. ¿Motivo esencial? Entienden que, debido al tipo de trabajo que desempeñan, nunca podrán alcanzar méritos que sí están a disposición de sus colegas de hospitales. "Lo que pretendemos es preservar la pediatría de primaria. Dando igual puntuación a todos, lo que ocurrirá es que pediatras de hospital sacarán plazas de primaria, pero nunca las ocuparán, porque no les interesan y, sin embargo, son especialistas necesarios en los hospitales", argumentaban semanas atrás.

El examen para pediatras de centros de salud se desarrolló el pasado 17 de diciembre, ya ha sido corregido, y el proceso se halla ahora en la fase de concurso, de cómputo de los méritos. Entre tanto, las pruebas del concurso-oposición de pediatría hospitalaria han sido retrasadas a causa de estas protestas y de la mencionada rectificación, y aún no se han iniciado. El recurso de alzada presentado ahora por 32 facultativos reclama "la suspensión de la convocatoria" del concurso-oposición de pediatras de hospital, el que aún no ha comenzado. En realidad, no es éste el proceso selectivo en el que se juegan su futuro, pero es el que aún puede moverse y seguramente aspiran a que ese hipotético movimiento repercuta sobre el concurso-oposición de primaria.

Su petición de fondo es que en el proceso selectivo para pediatras de centros de salud se prime el tiempo de ejercicio profesional en primaria, y que en las oposiciones para hospitales se haga lo propio con la experiencia hospitalaria. Entre tanto, la Consejería de Sanidad ha propiciado que se equipare a unos y a otros.

"Habría debido respetarse el que en cada concurso se otorgase una mayor puntuación a la experiencia en el propio ámbito de trabajo atendiendo a los principios constitucionales de igualdad, mérito y capacidad", argumenta el recurso de alzada. A continuación, y aquí está el meollo de la cuestión antes esbozado, especifica por qué un trato igualitario perjudica a los pediatras que han ejercido en centros de salud: "Se puntúa para las dos categorías de pediatría la formación a residentes o publicaciones de impacto que poseen mayoritaria e incluso únicamente los pediatras de atención hospitalaria por el tipo de casos que atienden". En consecuencia, "los pediatras hospitalarios se verán en todo caso más favorecidos por tener más méritos en materias no propias de atención primaria".

Los 32 pediatras promotores del recurso de alzada lograron semanas atrás que su reclamación fuera apoyada por tres sociedades científicas de la especialidad: la Asociación Asturiana de Pediatría de Atención Primaria, la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria y la Asociación Española de Pediatría (AEP).

Compartir el artículo

stats