Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Elogio de la imperfección musical

La búsqueda de la nota ideal no siempre es sinónimo de mayor calidad interpretativa; de hecho, es algo que no ocurre en las culturas orientales

Don Cheadle encarna a Miles Davis en "Miles Ahead" (2015).

Don Cheadle encarna a Miles Davis en "Miles Ahead" (2015). LNE

La búsqueda del sonido "perfecto" como vía de expresión artística suele ser una aspiración básica en la interpretación musical pero nunca debería de convertirse en el eje de la formación integral del estudiante de música. En las culturas de tradición oriental se habla de que la armonía de las cosas

Con frecuencia se escucha en determinados foros musicales las virtudes de un determinado interprete que ... "no ha fallado ni una nota y ¡ ha sido un ejemplo de equilibrio y academicismo", pues qué quieren que les diga, tanto deleite, belleza y verdad podemos encontrar en un impoluto pianista Krystian Zimerman como en un más espontáneo y cálido, aunque en ocasiones "imperfecto", Vladimir Horowitz. En el mundo del Jazz la pulcritud de Wynton Marsalis le hizo cosechar decenas de premios y una increíble lluvia de elogios por todo el mundo, mientras que el más pasional y arriesgado Miles Davis fue estigmatizado en ámbitos más académicos pagando el precio de ser un icono de la heterodoxia "jazzística". Otro tanto de lo mismo sucede con Paco de Lucia y Camarón ... ¡y qué maravilla la elegancia y la pulcritud de un Sinatra, pero también el desmelene y la fantasía del gran Freddie Mercury!

Cada vez son más frecuentes los artistas que tienden a "humanizar" las grabaciones y performances musicales. como ejemplos están las corrientes low fi en el Rock, la nueva revalorización del folk en la música popular, y el auge de las jam sessions en el Jazz, buscando sonoridades pretendidamente rudimentarias en un deliberado encuentro con "lo auténtico".

La aceptación de la riqueza del matiz y la auténtica asimilación de la imperfección en la interpretación musical -como en la vida misma- no sólo es belleza, sino que es verdad , eso si es que no son sinónimos.

Por eso mismo la "excelencia" nunca puede ser trascendente (lo que la tradición artística oriental denomina satori estético ), ya que en último extremo se trata de un objetivo forzado que pierde casi todo contacto con lo natural, con lo espontáneo. ? mmm ? ¡ creo que me estoy animando y hoy sustituiré para cenar el Moët & Chandon por un buen vaso de Sangría!

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats