04 de abril de 2018
04.04.2018

La transgénero ovetense que denunció secuestro parental no podrá adoptar a sus dos hijos

La juez ve determinante la oposición del padre biológico de los niños concebidos por vientre de alquiler, que quiere divorciarse de la demandante

04.04.2018 | 17:11
Miriam Ruiz.

La juez del juzgado de primera instancia número 9 de Oviedo emitió el 28 de marzo un auto por el que deniega la adopción de dos mellizos de once meces concebidos mediante un vientre de alquiler en Ucrania a una transgénero de Oviedo, afincada en Alemania, Miriam Ruiz, que el pasado noviembre denunció el secuestro parental de los pequeños por parte de su marido y padre biológico de los mismos.

La pareja prestó declaración por separado el pasado 26 de marzo en el juzgado, después de que la mujer demandase la adopción de los pequeños. En la misma, el marido de Ruiz mostró su oposición a la adopción. El hombre admitió que la mujer había cuidado muy bien a los menores durante sus primeros meses de vida en Ucrania, donde fueron concebidos, pero acusó a su esposa de descuidarles desde que volvieron a Alemania. "Se centro en su vida profesional y sus estudios de magisterio", declaró.

Por otra parte, el hombre señaló que su matrimonio, iniciado en junio de 2016, estuvo motivado por "un proyecto de vida y no de pareja". A este respecto, concretó que nunca tuvo una relación de pareja con la mujer y que estaba en vías de divorcio, además de reconocer que actualmente tiene como pareja estable a otra mujer, amiga de la pareja.

Ambos decidieron casarse y abordar una gestación subrogada en Ucrania con la previsión de que ella fuese reconocida como madre adoptiva de los menores atendiendo a la jurisprudencia existente en estos casos. Sin embargo, el cambio de oposición del padre y su rechazo a reconocer a Miriam Ruiz como tutora legal de los bebés hizo imposible culminar el procedimiento, según indica el auto de la juez.

La denunciante insistió durante su declaración que su condición de transgénero le perjudicaba de cara a proceso de adopción, pero la jueza deja claro en el auto que a sus ojos y a los de la justicia española "es una mujer".

Por su parte, fuentes cercanas al todavía marido y padre biológico reconocido legalmente en España aseguran que el varón está molesto por la repercusión de la denuncia de su exesposa sobre un supuesto secuestro parental en los medios de comunicación. Sostienen las mismas fuentes que su única intención al marchar de Alemania era alejarse de la mujer que en los últimos meses había descuidado a los pequeños.

Ante el auto de la juez cabe recursos de apelación a la Audiencia Provincial y tanto la propia Miriam Ruiz como su defensa manifiestan que su intención es recurrir la decisión del juez. Para ello disponen de un plazo de 20 días desde ayer, previa consignación del depósito de 50 euros en la cuenta de consignaciones del juzgado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook