Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La reforma de la calle Uría es "incompatible con la seguridad vial", afirma el PP

Iglesias Caunedo denuncia que el Plan de Movilidad de Oviedo se adjudicó "a dedo"

El PP critica duramente el Plan de Movilidad del Ayuntamiento, especialmente en lo concerniente a la calle Uría. Para la céntrica vía, el tripartito plantea un proyecto que denomina como "peatonalización blanda". La reforma, que consistiría en una igualación del nivel de las aceras con la calzada, propone que, por la principal arteria de Oviedo, únicamente puedan transitar bicicletas, autobuses y taxis. Es algo que Agustín Iglesias Caunedo, portavoz municipal de los populares, calificó ayer como "incompatible con la seguridad vial". Y no sólo criticó una solución con la que "no sale de su asombro", sino que aprovechó para condenar la forma en la que se decidió.

A este respecto, el exalcalde de la ciudad denunció la adjudicación "a dedo" de un contrato al Colegio de Arquitectos, en un proceso que el Concejal de Urbanismo, Ignacio Fernández del Páramo, "consideró participativo, pero donde sólo participó un minúsculo grupo de ciudadanos afines al tripartito". Caunedo también calificó el proceso de "tomadura de pelo", pues "a ese concurso de ideas se presentaron varias ofertas de profesionales que nunca han llegado a abrirse públicamente y de las que nunca se ha llegado a conocer sus contenidos". Es más, asegura que el edil de Urbanismo "ya ha dado una solución para la urbanización del entorno del Campo, al margen de dicho concurso".

"Ordeno y mando"

Caunedo aprovechó también para calificar la gestión del Ayuntamiento como de "ordeno y mando", A su juicio, es lo que "se consolida como la forma de trabajar del talentoso tripartito, por mucho que en su propaganda digan que hacen otra cosa y se gasten el dinero de los ovetenses tratando de disimularlo".

Además del proceso por el que se tomó la decisión, el exalcalde también criticó un proyecto por el que "los peatones caminarán a nivel de los numerosos autobuses que se pretenden concentrar en la plaza de la Escandalera, los ciclistas compartirán carril con los autobuses y los taxis, y la calle Uría "quedará vetada a los vehículos particulares".

Compartir el artículo

stats