Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los barrios denuncian la falta de luces de Navidad y la "pobre" decoración de Oviedo

Los vecinos afirman que la ambientación de la ciudad "es muy triste" y que sólo se nota en el centro: "Hay casas más iluminadas que las calles"

Iluminación navideña en la calle Lola Mateos, antigua Marcos Peña Royo. LUISMA MURIAS

Los barrios de la ciudad tendrán que vivir la Navidad a oscuras. Así lo aseguran las principales asociaciones vecinales de la ciudad, que denuncian la ausencia de luces decorativas en muchas de sus calles. Los colectivos consultados consideran además que la "escasa" ornamentación colocada en Oviedo para recibir la Navidad no está a la altura de la ciudad. "Los vecinos y los comerciantes están muy enfadados. El noventa por ciento de las calles no tienen luces y las que hay son muy pobres. Puedes ir paseando y no ver un adorno navideño en media tarde", se queja Javier Fernández, presidente de la Asociación de Vecinos de Vallobín. "En Las Campas, La Florida o Ciudad Naranco están igual", añade.

"En La Florida hay casas que están más iluminadas que las calles. No hay más que preguntar a los vecinos de allí", dice Fernández. Y Emilio Peña, que es el presidente del colectivo vecinal de ese barrio, lo corrobora. "Le he escrito al Alcalde. Le decía que en La Florida no hay iluminación", explica Peña. "En la parte baja de la avenida principal del barrio no hay ni una bombilla, ni siquiera han decorado los árboles", añade.

En Ciudad Naranco tampoco están contentos. "Está todo apagado. Es la Navidad más triste en muchos años. Veo que los impuestos que pagamos no sirven para nada, tengo dos nietos pequeños y no ven la Navidad por ningún sitio", asegura Marcelino Menéndez, que vive en el entorno de la calle Montes del Sueve, una de las vías que está completamente a oscuras, a pesar de que recorre el barrio prácticamente de lado a lado.

Ciudad Naranco, apagado

Marisa Álvarez, la portavoz del colectivo Activa Ciudad Naranco, vive junto al centro de salud y tampoco ve la Navidad por ningún sitio. "Si voy por Torrecerredo me encuentro con algún adorno hasta Menéndez y Pelayo, pero a partir de ahí cero patatero. Por Coronel Bobes no hay ninguna y tampoco por la zona del centro social, aunque teníamos entendido que sí que iban a decorar por ahí", dice.

En La Corredoria están en las mismas. "Sólo hay unas pocas luces en algunas de las calles principales del barrio. Es el comentario de todo el mundo, para disfrutar de un poco de ambiente navideño hay que ir al centro, que es el único sitio en el que se concentran algunas luces", afirma Pablo Fernández Cabañas presidente de la Federación General de Asociaciones de Asturias (Fegea) y miembro del colectivo vecinal San Juan de La Corredoria. "La Plaza del Conceyín sería perfecta para un gran árbol o algunos adornos especiales pero eso aquí nunca nos toca. En La Carisa sólo hay una luz para todo el barrio".

Para darle luz a la Navidad, el Ayuntamiento de Oviedo ha dispuesto tres millones de puntos de luz que adornarán 215 calles del municipio y 28 centros sociales, pero a los vecinos no les parece suficiente. "Hay carencias en toda la ciudad. Desde Pumarín hasta La Ería pasando por Montecerrao o El Cristo. Hasta el centro se ve poco iluminado", subraya Javier Fernández.

Compartir el artículo

stats