12 de marzo de 2019
12.03.2019
Entrevista
CARLOS MADRID | Matemático, habló ayer en la Fundación Bueno

"Es un mito que los españoles no estamos dotados para la ciencia"

"En el mundo de la investigación se crea una competencia - feroz en la que se ponen demasiadas zancadillas"

12.03.2019 | 01:10
El investigador Carlos Madrid Casado, ayer, durante su conferencia en Oviedo.

El matemático, doctor en Filosofía e investigador Carlos Madrid Casado (Madrid, 1980) ofreció ayer la conferencia "España y la Revolución Científica" en la Fundación Gustavo Bueno para desmontar la teoría tan instaurada de que España no ha sido nunca pieza clave en el campo de la investigación científica.

-Usted defiende que los españoles hemos tenido un papel crucial en la ciencia a nivel mundial.

-Así es, frente a la idea que esté instaurada de que en España nunca ha habido científicos relevancia, lo cierto es que en el siglo XVI fue gracias a los conocimientos de los españoles por lo que se produjo la primera Revolución Científica.

-¿Y en qué consistió?

-La resolución estuvo ligada al desarrollo de la cosmografía, una ciencia peculiar que surge tras el Descubrimiento de América y que mezclaba la geometría, con las matemáticas y las ciencias naturales. Fue ahí cuando por primera vez, una teoría abstracta, que era la que decía que la Tierra no era redonda, se pasó a la realidad. Fue gracias a los cálculos de los cosmógrafos como Magallanes y Elcano lograron dar la primera vuelta al mundo. Es decir, comprobaron empíricamente que el planeta era en realidad redondo.

-¿Quiénes fueron los principales investigadores hispanos que marcaron esa época?

-Hubo muchos, como Martín Cortés y Pedro de Medina. La consagración de esas teorías y de la Revolución Científica tuvo lugar en la Casa de Contratación de Sevilla y en el Consejo de Indias durante todo el siglo XVll. Se publicaban guías dentro del Regimiento de Navegación que eran una especie de libros donde se presentaban los conocimientos de la época, de todos los saberes y además enseñaban a la gente cómo se podía viajar a América.

-¿Hay una apuesta firme por mantener a los buenos científicos en España?

-Ahora sigue habiendo también mucho mito, se dice que los españoles y los mediterráneos en general no estamos dotados para la ciencia, pero por ejemplo en los estudios matemáticos estábamos entre las diez primeras potencias del mundo en investigación. Lo que sí que no se puede negar es que hay equipos buenos, otra cosa es que falta una política común, que vaya más allá de los intereses de las comunidades autónomas y que tenga una visión global, porque tenemos personal muy bien formado para poder investigar aquí.

-Supongo que está al corriente de la 'caza de brujas' que ha sufrido Carlos López Otín. ¿Es la investigación un terreno excesivamente competitivo?

-Hay competitividad y mucha, principalmente porque la estructura de las universidades es rígida obliga a los investigadores a publicar artículos con frecuencia, lo que provoca muchos compromisos y crea una competencia feroz en la que se ponen demasiadas zancadillas.

-La investigación ¿es lugar para las mujeres?

-Sí, pero las cifras nos dicen que que ellas no suelen optar por las carreras científicas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook