Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los diseñadores gráficos lloran la desaparición de Motiva, orgullo de su profesión

Los creadores asturianos destacan la capacidad de las jornadas de la Escuela de Arte para generar redes, formación y apoyo a los más jóvenes

Juan Jareño.

Juan Jareño.

El mundo del diseño gráfico asturiano llora la desaparición de las jornadas Motiva que la Escuela de Arte de Oviedo organizaba desde 1997 y que este año han desaparecido de sus actividades (en favor de otros ciclos genéricos sobre todas las especialidades del centro) sin previsión de regresar. Con Motiva se va, coinciden todos, un "escaparate" donde los profesionales del diseño se encontraban y hacían red con profesionales de toda España, una ocasión de generar una visión conjunta sobre el sector en Asturias, un apoyo para los nuevos profesionales y una ocasión para mejorar la formación de los estudiantes.

El ilustrador Pablo Amargo admite su "disgusto" por la desaparición de Motiva, aunque apunta que este final era algo que podía "intuir". "La impresión es que era la voluntad de Ricardo Morales de poner a la Escuela como uno de los puntales del diseño gráfico, y cuando cambias a la persona todo se va achicando un poco". Más allá, Amargo guarda el recuerdo de unas jornadas Motiva en las que siempre encontraba charlas y personas "interesantes", de Daniel Gil a Mariscal o Manuel Estrada. "Siempre se llenaba, quedaba gente fuera, era espectacular, te ponía las pilas como profesional y conseguía entusiasmar", remata.

El diseñador Juan Jareño también lamenta la "mala noticia" y, como Amargo, intuye ciertos lastres arrastrados con el paso de los años. "Era algo donde todo el mundo quería estar pero al que todo el mundo le costaba arrimarse para prepararlo; al final, es una decisión de la Escuela, pero va en contra de todos y, al margen de los motivos, es una pérdida para ellos y también para Asturias". En ese aspecto, Jareño cree que jornadas como Motiva servían para conocer mejor el trabajo hecho en la región, para ponerlo "en perspectiva", porque, se pregunta, "¿qué es el diseño asturiano si no lo juntas en algún sitio?". Además, Jareño suma la importancia que tenían los premios, vinculados a las jornadas, organizados por la asociación de diseñadores y que ya habían dejado de concederse hace cuatro años. Este tipo de reconocimientos, explica, puntúan para participar en los concursos públicos, y, de alguna forma, suponen por tanto un hándicap para los diseñadores regionales. En resumen, concluye Jareño, "la desaparición de Motiva es un error, es destrucción del patrimonio cultural, porque el prestigio se mide también por estas cosas, y es patético a nivel regional que, con dos escuelas de arte, sea más fácil ir a una feria de muebles a ver sofás que una de diseño".

La diseñadora Carmen Santamarina insiste en la importancia que Motiva tuvo en Asturias y cita esos nombres importantes en el diseño que acercaba así a Asturias el trabajo que se hacía en Madrid o Barcelona. "Motiva también te daba la posibilidad", añade Santamarina, "de medirte con los demás estudios cuando se trabajaba un mismo tema, ver los niveles". De la desaparición, lamenta, en especial "los que pierden son los chavales que vienen a aprender".

Otro diseñador salido de la Escuela de Arte, Ricardo Villoria, pone el énfasis en lo que Motiva suponía fuera de Asturias. "Motiva era un motivo de orgullo cuando salías de la región. Su pérdida es enorme para Asturias, creo que no somos conscientes; porque con la desaparición de Motiva perdemos vanguardia, perdemos respeto, perdemos avance a nivel profesional y perdemos contactos en el panorama nacional".

El ilustrador y creador gráfico Antonio Acebal tuvo una fructífera relación con Motiva, que premió en varias ocasiones a su estudio, Forma. "Pero más allá de que nos puso en el mapa", razona ahora, "fue algo fabuloso, desde siempre, y era algo necesario". La desaparición de las jornadas, razona, son una "mala noticia" que afectará a la Escuela porque, teme, "una cosa dependía de la otra y ambas se necesitaban". Ahora prefiere quedarse con la imagen que tiene de lo que Motiva fue y la esperanza de que nazca algo nuevo, pese a que no ve necesidad de que los nuevos ciclos hayan enterrado a los veteranos.

Compartir el artículo

stats