26 de junio de 2020
26.06.2020
La Nueva España

La adaptación a la normativa sanitaria retrasa la apertura de nueve piscinas al 8 de julio

"Queremos evitar rebrotes", dice la edil de Deportes, que dejará en manos de los socorristas la tarea de controlar el aforo en los vasos

26.06.2020 | 01:09
La adaptación a la normativa sanitaria retrasa la apertura de nueve piscinas al 8 de julio

Oviedo no quiere arriesgar con la temporada de verano de las piscinas y por ello se dará una semana más de lo previsto para abrir nueve instalaciones exteriores con todas las garantías. La concejala de Deportes, Conchita Méndez, confirmó ayer que el miércoles 1 de julio solo abrirá el vaso descubierto de la piscina del Parque del Oeste, mientras que los equipamientos de San Lázaro, Colloto, La Corredoria, La Monxina, San Claudio, Las Caldas, Trubia, Olloniego y Tudela Veguín deberán esperar siete días más para llegar a tiempo cumpliendo todas las condiciones exigidas por la "nueva normalidad".

Méndez reconoce que el camino hacia la apertura de las piscinas de verano está siendo muy complicado. La pandemia pilló al Ayuntamiento en medio de los trámites para adjudicar la explotación de las instalaciones. "El 13 de marzo las empresas interesadas iban a visitar las piscinas y todo quedó parado", explica la edil, que en menos de un mes ha tenido que acelerar los trámites para cumplir un plazo que finalmente se demorará una semana por cuestiones técnicas y de precaución. "Queremos poner todo de nuestra parte para evitar rebrotes como los que estamos viendo en otras partes", indica la concejala.

En las últimas semanas, los técnicos se han centrado en establecer los aforos máximos tanto de los vasos como de los solarium de las dependencias municipales. La capacidad máxima de las instalaciones se reduce al 75% de lo habitual y en los vasos la afluencia permitida no excederá de una persona por cada cuatro metros cuadrados.

Los socorristas serán los encargados de velar por el cumplimiento de la ocupación permitida por los nuevos protocolos, y los vestuarios permanecerán cerrados al público salvo excepciones. En caso de que la piscina no cuente con duchas a la entrada del vaso, se permitirá a los bañistas utilizar las de los vestuarios antes de darse un chapuzón.

Los precios públicos de entrada a las piscinas descubiertas se mantienen. Los adultos deberán abonar dos euros, mientras que tanto los menores de 18 años como los mayores de 60 y las personas con algún tipo de discapacidad tendrán que pagar 1,5 euros por acceder a todas las instalaciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook