29 de junio de 2020
29.06.2020
La Nueva España

Las diez piscinas municipales de Oviedo tendrán un aforo máximo de 900 bañistas

Deportes permite un bañista por cada cuatro metros cuadrados de cara a la apertura, prevista el 8 de julio

29.06.2020 | 00:57
La piscina de verano de La Monxina, el año pasado.

Pegarse un chapuzón en las piscinas municipales de Oviedo podría convertirse en una misión imposible de cara a este verano debido a las restricciones de aforo aplicadas para evitar contagios de coronavirus. La concejalía de Deportes acaba de culminar un protocolo por el cual establecerá unos máximos de ocupación tanto en los vasos como en las zonas para tomar el sol de los equipamientos, que abrirán sus puertas el 8 de julio con la excepción de la del Parque del Oeste, que retomará la actividad el miércoles. En total, solo podrán bañarse simultáneamente en las piscinas municipales un total de 896 personas, mientras que los espacios para tomar el sol se limitarán a 2.285 usuarios.

El criterio establecido por los técnicos de Deportes es que solo se permita un bañista por cada cuatro metros cuadrados de superficie del vaso. Siguiendo estas indicaciones, la piscina de San Lázaro, la de mayor capacidad, podrá congregar un máximo de 250 usuarios en el agua. El resto de instalaciones también verá limitada su capacidad. Es el caso del Parque del Oeste (105 bañistas como máximo); La Monxina, Las Caldas, Trubia y Olloniego, con una capacidad máxima de 78 usuarios cada uno; La Corredoria (37) y Colloto, San Claudio y Tudela Veguín, donde se establecerá un máximo de 36 personas que podrán estar en el agua al mismo tiempo. En lo que respecta a la piscina del Cristo, de titularidad regional y que ya abrió el jueves, el aforo es de 165 personas en el vaso grande y 25 en el pequeño.

Las restricciones no afectarán solo a los vasos grandes. Las piscinas de chapoteo de San Lázaro, La Monxina, Las Caldas, Olloniego y Trubia suman una capacidad para 84 niños, de los que 56 podrán bañarse en San Lázaro y los 28 restantes plazas se reparten a partes iguales en las otras cuatro instalaciones.

La vigilancia del cumplimiento del aforo correrá a cargo de los socorristas, si bien se apela a la responsabilidad individual, y, con el objetivo de garantizar la información de los usuarios, se establecerán puntos de información visibles donde la gente podrá leer la normativa impuesta por la "nueva normalidad" en las piscinas, que también conlleva medidas como no compartir toallas o mantener una distancia de seguridad de dos menos -medio metro más que la distancia establecida en las restricciones de la "nueva normalidad" diseñadas por el Gobierno central.

A los responsables de la concejalía de Deportes les preocupan también las aglomeraciones en las zonas para tomar el sol. A este respecto también se establecen aforos máximos permitidos. San Lázaro será el equipamiento donde existirán mayores posibilidades de encontrar sitio para broncearse, puesto que su "playa" tendrá capacidad para 940 personas, cumpliendo a rajatabla con las condiciones establecidas por el personal encargado de gestionar la piscina.

El segundo solárium más amplio lo encontrarán los ovetenses en Las Caldas, donde la piscina cuenta con espacio para 270 usuarios, mientras que en Trubia no podrá haber más de 235 personas dentro del recinto deportivo. En La Monxina habrá sitio para 220 personas tumbadas al sol, mientras que en Colloto podrán entrar 165 personas, y 120 en las instalaciones de La Corredoria. Completan el ranking de piscinas con más espacio las del Parque del Oeste (105), Olloniego (95), Tudela Veguín (75) y San Claudio (60).

La necesidad de establecer estos controles de asistencia y otros preparativos son los que han llevado al Consistorio a retrasar la apertura de las piscinas una semana según los planes previstos. "Queremos evitar posibles brotes, y por eso tenemos que actuar con precaución", explicó esta semana la concejala de Deportes, Conchita Méndez, que pide prudencia a los usuarios.

El precio de entrada a las instalaciones, incluido en las ordenanzas municipales de este año, será de dos euros para personas adultas y 1,5 euros para los menores de 18 años, los mayores de 60 años y las personas que tengan algún tipo de discapacidad, y, en caso de la existencia de colas a la entrada, el Ayuntamiento hace un llamamiento a mantener la distancia de seguridad entre los usuarios.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook