Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ribera clausura el área recreativa del Llosalín por motivos sanitarios

El Ayuntamiento de Ribera de Arriba ha decidido clausurar temporalmente el área recreativa del Llosalín "ante la imposibilidad de garantizar el cumplimiento de las medidas de contención del covid-19". El Consistorio tan solo permite desde ayer la utilización del aparcamiento del espacio de esparcimiento a los usuarios de las instalaciones deportivas municipales y del centro de interpretación del Hórreo.

La decisión municipal incluye la prohibición del acceso, el tránsito y la estancia en el área recreativa a toda persona y en el caso del aparcamiento, los usuarios habituales de las dependencias públicas podrán reservar su uso.

Las autoridades municipales hacen una advertencia expresa de que se perseguirá a quienes utilicen el aparcamiento para consumir bebidas alcohólicas ante la utilización habitual de la explanada por parte de grupos de jóvenes para organizar "botellones".

Compartir el artículo

stats