DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los chiringuitos acusan a la patronal hostelera de querer acabar con la tradición de San Mateo

Las asociaciones sostienen que la propuesta de Otea de eliminar las barras es “cutre, engañosa, de mal gusto y una falta de respeto a la ciudad”

Ambiente festivo en los chiringuitos, durante las fiestas del año 2019, antes de la pandemia.

Ambiente festivo en los chiringuitos, durante las fiestas del año 2019, antes de la pandemia.

La propuesta de la patronal de los hosteleros para San Mateo, que, entre otras cosas, insta al Ayuntamiento a eliminar los chiringuitos, no le ha gustado nada a las asociaciones y entidades que llevan años al frente de las barras que se instalan en la calle durante las fiestas. Los responsables de los chiringuitos “Pinón Folixa”, “La Folixaria” y “La Mateína”, así como las asociaciones que los gestionan o colaboran con sus proyectos, consideran que aprobar la propuesta de Otea sería “enterrar para siempre” el modelo tradicional de fiestas de la ciudad. Y sostienen que ese modelo también acabaría “con decenas de asociaciones sin ánimo de lucro y con los proyectos solidarios a su cargo cuando más se necesita”.

Las personas que gestionan los citados chiringuitos sostienen que la propuesta de Otea es “cutre, engañosa, de mal gusto, egoísta y una falta de respeto a la ciudad de Oviedo”. Denuncian que la propuesta de la patronal hostelera llega, además, en mal momento. “Hacen estas declaraciones cuando aún no hemos acabado con la pandemia y sin saber cómo estará la situación en septiembre. Pretenden imponer que se privatice y que sean ellos y sus cuatro amigos los que gestionen en régimen de monopolio las fiestas de San Mateo pasándole la factura al Ayuntamiento y a todos los ovetenses”, recoge un comunicado conjunto de los tres chiringuitos.

Los denunciantes consideran a los hosteleros unos egoístas. “Pretenden ocupar once plazas del centro y que en cada una de ellas el Ayuntamiento les pague con dinero público el agua, la luz, los escenarios y la programación cultural, para que ellos puedan únicamente vender y hacer caja sin invertir ni un euro o aportar actividades a las fiestas”, afirman en el comunicado. “Hasta ahora los chiringuitos sociales no han costado un solo céntimo a las arcas públicas y han invertido, en algunos casos, mucho dinero en la estética del chiringo y en programaciones culturales de calidad, gratuitas y diversas. Además se han pagado sus tasas de agua y luz, abonando cada año los correspondientes impuestos”.

Estos colectivos consideran que San Mateo “no es una subasta de trozos de un pastel que te puedes ganar simplemente por ser empresario y tener grandes locales en la ciudad”. Además, advierten que serán “extremadamente beligerantes ante quienes quieran dejar a las y los ovetenses sin fiestas sociales” y prometen elaborar “una propuesta plural, realista y de ciudad, que consolide y mejore el modelo tradicional, que es marca propia de Oviedo, querido por su gente y reconocible en todo Asturias”.

Compartir el artículo

stats