Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

maría del mar bonet | Cantante, invitada a los “enCohentros” de Oviedo

“Si tú no dejas la canción, ella tampoco a ti; cuando más me canso es cuando no canto”

“No me reconozco como cantante protesta, intento escribir de forma poética, que tenga que ver con mi geografía y con lo popular”

María del Mar Bonet, en una imagen reciente. Juan Miguel Morales

Maria del Mar Bonet (Palma de Mallorca, 1947) fue la gran dama de la nova cançó catalana y es hoy una de las voces mayores de la canción de autor del país, siempre inquieta y con proyectos bajo el brazo, como su reciente “‘Maria del Mar Bonet amb Borja Penalba”. Este fin de semana es una de las invitadas dentro de la programación de “enCohentros” organizada por la Universidad de Oviedo y la Fundación de Cultura de Oviedo dedicada a la poesía y la canción. El domingo hablará en el Auditorio Príncipe Felipe sobre poética y canción junto a Amancio Prada, Roger Mas y Marisa Valle Roso.

–Más de cincuenta años de “Que volen aquesta gent?”. ¿Ha cambiado la represión, la censura o las posibilidades de la canción como arma de protesta desde entonces?

–La canción no ha cambiado. Y la censura… Hay un chico exilado mallorquín, un rapero, exilado porque si no lo metían en la cárcel. Así que ha cambiado poco realmente.

–¿Siempre ha sido así, a peor o igual de mal?

–Tiene sus altibajos. Cuando murió el dictador se pensaba que el estado español tendría más libertades, que las tres culturas, la vasca, la catalana y la gallega tendrían su sitio en cuestión de lengua. Y no ha sido así. Ha habido, de hecho, un rebrote de delirio contra una cultura, y esto no tendría nada que ver con la política, pero es así. La lengua es el alma de un pueblo, y lo mismo pasaría con el castellano si se erigieran voces en contra de su divulgación, de sus escuelas, de su defensa. Las diferentes culturas de un país son riqueza y es incultura e ignorancia ir a por ellas.

–¿Es una lengua perseguida el catalán?

–Nuestras lenguas, por ejemplo, deberían de estar defendidas en los medios de comunicación en el estado español. Y no lo están. Me da la risa hablar de esto, porque me parece tan obvio…

–¿Y la canción como arma?

–La canción, la canción de autor, tiene siempre esa capacidad de hablar de las cosas que están pasando en este mundo, las locales y las del mundo entero, nunca ha perdido esa capacidad, siempre la tendrá. A mí se me mete mucho en ese grupo pero siempre dije que no he sido nunca una cantante de canción protesta. No me reconozco en esa etiqueta. He cantado a muchísimos poetas y yo he querido que mi canción sea poética, que tenga que ver con mi geografía, con la cantante popular que también soy. Escribo intentando que mis canciones sean poesía.

–En plena pandemia saca un disco grabado en un teatro, “Maria del Mar Bonet amb Borja Penalba”.

–Se hizo en una época en la que no cantábamos casi nada en ninguna parte. Nos iban tumbando todos los recitales y tuvimos la suerte de que nos mantuvieran esos días en el Micalet, en Valencia. Grabamos un disco que tiene que ver con una trayectoria de seis años de conciertos juntos, también con el percusionista Antonio Sánchez. Recogimos todo lo que pudimos grabar de mi repertorio, mucha poesía valenciana, canciones mías, de Borja. Estamos muy contentos. Ha sido disco del año en Cataluña y nos ha alegrado mucho. También he estado trabajando con músicos cubanos y preparando nuevos proyectos, haciendo conciertos con big band... Pero tengo la sensación de que estamos muy alejados de todo lo que es la prensa del centro, no hablan de nuestras cosas.

–¿Cantó en streaming en el confinamiento?

–Algunas veces te sientes obligada a hacer este tipo de cosas, porque te lo piden. Pero yo estuve metida en casa escribiendo, trabajando para el disco con Borja. No me he sentido muy atrapada porque me gusta estar mucho en casa.

–¿Cómo se mantiene la pasión por la canción y las ganas de trabajar con los años?

–Si tú no la dejas, ella tampoco te deja. Los años imprimen algún cansancio, pero yo cuando me canso más es cuando no canto. Eso no quiere decir que un día pare, pero no lo he pensado todavía.

–¿Su carrera hubiera sido distinta de haber sido varón?

–No, al revés. He sido muy feliz por ser mujer. No quiero decir que no haya tenido algunos problemas, pero pocos.

–¿Ha habido cambio en esto?

–¡Cómo se puede decir que ha habido cambio cuando hay tantísimas denuncias, muertes! Tal vez ahora se hable más y la mujer tiene una voz más alta, se le escucha más. Y eso es bueno, porque el dolor es tan grande que su voz también tiene que ser muy grande, para que haya cierto equilibrio.

–¿Se considera una mujer empoderada?

–Más que mujer, una persona. Una persona que ha creído en lo que hacía, en su pasión por la poesía, por las voces, por la música popular, el Mediterráneo. Es que esa palabra, empoderar, no me gusta, la encuentro cerrada, no me gustan las palabras cerradas.

–Háblenos de su relación con el Mediterráneo

–He buscado el carácter mediterráneo. También es algo que se construye, dejando que me influenciara el norte de África, Italia, Grecia, las islas, que todo lo cercano me influenciara musicalmente y en todos los sentidos.

–¿A qué conclusión llegó en esa búsqueda?

–No es ninguna conclusión, el carácter mediterráneo puede ser lo que yo hago, lo que yo expreso, mi manera de cantar, cuando canto algunas cosas cercanas al jazz pero a mi manera, que es una manera de ser más de aquí.

–¿Una palabra que resuma todo eso?

–Me niego, ustedes siempre buscando el titular. Es muy difícil saber de dónde salen las cosas. Te lleva toda una carrera construir una historia con muchos colores, vertientes, influencias. Yo he buscado la mediterraneidad en todo, pero es muy intangible.

Christina Rosenvinge inaugura esta tarde el “enCohentro” de cantautores de Oviedo

La cátedra Leonard Cohen de la Universidad de Oviedo, en su empeño de abordar teoría y práctica de la canción de autor, convierte hoy su congreso sobre el cantautor canadiense y los autores e intérpretes en un gran encuentro que hasta el domingo, y con la colaboración de la Fundación Municipal de Cultura, concentrará en la ciudad a un variado y destacado grupo de voces de la cantautoría de todo el territorio nacional. Javier Ruibal, Javier Bergia, Begoña Olavide, Luis Delgado, María del Mar Bonet, Amancio Prada, Roger Mas, Fran Aguilar, Alberto Alcalá, Guadi Galego, Clara Andrés, Pablo Moro, Alfredo Gonzále y Marisa Valle Roso se repartirán entre el teatro Filarmónica, el Edificio histórico de la Universidad, la sala La Salvaje o el Auditorio en talleres, mesas redondas y presentaciones. Los actos los inaugura hoy a las 18.30 horas en el aula Severo Ochoa de la Universidad Christina Rosenvinge con la conferencia “La palabra exacta, técnica del verso cantando”. A las 20.00 horas en el teatro Filarmónica una mesa redonda reunirá a Bergia, Olavide, Delagado y Fran Aguilar. Los actos de este viernes se despiden con un encuentro informal en La Salvaje, a partir de las diez.

Compartir el artículo

stats