Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El 8M en el instituto de La Corredoria, un homenaje para rescatar a "las mujeres rompetechos" que cayeron en el olvido

Los diferentes departamentos del centro organizan proyectos multidisciplinares para celebrar el Día Internacional de la Mujer

5

El IES La Corredoria celebra un 8M plagado de proyectos

"Juntas somos imparables", es uno de los lemas estrella del Día Internacional de la Mujer. Y si se unen figuras femeninas relevantes con diferentes departamentos educativos y alumnos motivados, el resultado es un 8 de marzo redondo. Esta ha sido la propuesta del Instituto de educación Secundaria (IES) de La Corredoria: un recorrido multidisciplinar por las diferentes asignaturas en honor a las mujeres que rompieron techos pero quedaron enterradas bajo sus escombros. "Este año no buscábamos los iconos clásicos. Queríamos ahondar en aquellas que de alguna manera marcaron un antes y un después en la historia pero cuya trayectoria fue invisibilizada", explicaba el profesor Iván Jambrina.

Desde primero de la ESO hasta segundo de Bachillerato, los estudiantes del centro se implicaron en diversos proyectos dirigidos por los docentes de diferentes materias. Artes plásticas, idiomas, música, matemáticas e historia son las ramas de conocimiento que se han sumado a la reivindicación por la igualdad. "Con propuestas separadas pero de manera cooperativa", aseguraba la maestra Marta García en alusión a las constantes reuniones que se organizaron para encaminar las jornadas. La transversalidad entre cursos también se ha hecho visible, ya que muchos de los murales y trabajos que hoy se exponen son fruto del trabajo conjunto durante varias semanas.

El nexo común entre las actividades propuestas no solo era la conmemoración del 8M, también se buscaba afianzar conocimientos de un modo lúdico y alejados del estudio en las aulas. "Al final repasamos material del programa escolar pero se hace con aire fresco", coincidían los diferentes organizadores, que también han disfrutado del proceso a pesar de la gran labor de organización que ha conllevado.

Esta mañana, todo el tiempo y esfuerzo invertido quedó plasmado en las paredes del instituto. Los cuatro murales de plástica estaban compuesto a modo mosaico para crear piezas artísticas que incluso los propios alumnos desconocían. La idea fue darles un cuadrante con unas instrucciones sobre qué debían pintar en él. ¿El motivo? "Queríamos hacer este juego de despiste para presentarles a la artista y su historia una vez culminada la obra, es una forma de retratar la falta de reconocimiento que tuvieron en la sociedad", explicaba Ana Belén Rico, una de las promotoras de esta particular manera de dar voz a mujeres invisibles.

-Nos encontrábamos perdidos, no sabíamos qué estábamos pintando-, dicen los satisfechos alumnos una vez que todos sus fragmentos se han unido.

Las secciones de música, dibujo e inglés unieron disciplinas para homenajear a la pintora polaca Tamara de Lempicka, con código QR incluido. Los alumnos tuvieron que elegir una obra de la artista que les resultase llamativa y plasmarla a su manera. Después le añadían una pequeña descripción en inglés que mediante las tecnologías de grabación y sonido del aula de música dejaron plasmado en audios a los que se puede acceder gracias al escaneo de este código de barras. "No encantó porque fue una idea muy diferente a lo que solemos hacer en clase", exclamaba la joven Nora Rodil.

Francés escogió el cómic de Pénélope Bagieu, "Culottées" -cuyo significado hace referencia a una mujer audaz, temeraria, incluso fresca-, para ilustrar las historias de 30 mujeres que fueron pioneras en algo a su manera desde el siglo IV antes de Cristo hasta la actualidad. Las más llamativas para los lectores del instituto fueron representadas de diferentes maneras en un marco al "estilo galo", tal como cuenta sus promotoras Carmen Noval y Aleteh Martinez-Gayol.

Para culminar, también hubo homenaje de números. Desde el área de matemáticas proponen un viaje por el mundo de las operaciones y cifras, de la mano de las grandes figuras relevantes en este campo. "Es un itinerario a través de la geografía y el tiempo con paradas en diez mujeres diferentes que propondrán un reto de álgebra, geometría o análisis", contaba la tutora Alba Ramos. Para ello, disponen de un folleto turístico, pasaporte para sellar cada aventura completada con éxito e incluso un museo virtual: "Así cambian el chip y se motivan mediante las tecnologías".

La situación de Ucrania movilizó al departamento de historia para que pusieran el colofón a este emblemático día con la multitudinaria recogida de productos de primera necesidad. Montse Villaverde e Isabel de la Lastra quisieron ofertar un punto de recogida en el barrio y resultó tan exitoso que incluso hubo quien se acerco con carros de supermercado hasta los topes: "Hemos realizado muchas recogidas y esto ha superado expectativas". En este caso una lección extra de humanidad para estos multidisciplinares alumnos.

Compartir el artículo

stats