Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Feria de coches de La Vega, en Oviedo, desborda todas las previsiones con más de 5.000 visitantes

El evento organizado por la Cámara y Aspa para relanzar el sector satisface a empresarios y compradores

Visitantes, ayer, a la Feria. | Jaime Casanova

La primera Feria del Automóvil Ciudad de Oviedo va batiendo todas las previsiones que se habían puesto sus organizadores y ayer, a falta aún de un día para su cierre, ya se habían superado los 5.000 visitantes a este evento que también está logrando su principal objetivo: reactivar las ventas de coches de los concesionarios del concejo carbayón. “Se está vendiendo bastante, mucho, no esperábamos que fuera tanto”, reconocía ayer uno de los comerciales. Aún queda la jornada de hoy porque el evento, que arrancó el sábado pasado, echará el cierre esta tarde a las ocho. La feria está organizada por la Cámara de Comercio de Oviedo y la patronal asturiana de talleres y concesionarios (ASPA) y cuenta con la colaboración de LA NUEVA ESPAÑA y del Ayuntamiento de Oviedo.

Francisco y Rodrígo Álvarez. | Jaime Casanova

Son las dos de la tarde del sábado y la nave de cañones de la fábrica de armas de La Vega está a rebosar de clientes. En las mesas de comerciales se acumulan papeles de contratos ya firmados, algunos se hacen fotos con los coches, otros comparan precios y tiran de calculadora para ver si les llega. También hay algún que otro curioso que acude a la feria con la intención de conocer la fábrica por dentro, una joya de la arquitectura industrial ovetense que por lo general está cerrada a cal y canto para la ciudad. De hecho, salvo excepciones (como los actos de la Fundación Princesa de Asturias y algunos conciertos y eventos culturales) este espacio permanece con las puertas cerradas. Esta es la primera feria de tintes comerciales que se celebra en La Vega.

Jorge y Sara Rodríguez. | Jaime Casanova

Francisco Alvarez y su hijo, Rodrigo Álvarez, se contaban entre esos cinco mil. “Me llaman mucho la atención los coches grandes”, apunta el primero, “tengo un coche grande, familiar, porque somos cinco”. Lo que no tienen claro ahora los compradores es por dónde tirar, el dilema está entre los turismos a gasolina, los eléctricos o los híbridos. “No se sabe hacia dónde ir, el nuestro es diésel y tiene quince años y dentro de poco ya no vamos a poder entrar en el anillo central de ningún sitio”, asegura, “en Gijón ya no podemos aparcar y en Oviedo por lo que he leído dentro de poco tampoco se va a circular por el centro. De tener que cambiar ahora mismo iría a híbrido o gasolina porque tampoco hago demasiados kilómetros, hago unos 11.000 al año”.

“Quería ver lo que hay y, la verdad, es que hay coches guapos, y también bastante variedad”. La reflexión la hace Jorge Rodríguez, que acudió a la feria acompañado por su hija Sara Rodríguez Mier. “Con los precios también hay un poco de todo”, agrega. Sobre los motores tiene las mismas dudas. No tiene claro si optar por los de combustión, los híbridos o el eléctrico. “Si comprase ahora creo que tiraría por un híbrido”, señala.

Compartir el artículo

stats