Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Derrapes con tirón en La Manjoya: "Es un espectáculo muy guapo"

El cántabro Alberto Saiz triunfa con su Citroën AX en un slalom "Ciudad de Oviedo" muy concurrido, que entusiasmó por los cambios del trazado

Miguel Parejo-Bravo, con su BMW 320, cubriendo el recorrido de La Manjoya. | Miki López

Los derrapes y el olor a rueda quemada triunfaron en La Manjoya. La octava edición del slalom de automovilismo "Origen del Camino" organizado por el club Rysport y que cuenta con el patrocinio de LA NUEVA ESPAÑA coronó al cántabro Alberto Saiz, con un Citroën AX, como campeón y congregó a centenares de personas, entusiasmadas con las novedades del trazado respecto a las ediciones anteriores.

Muchos se acercaron al entorno de La Zoreda y el bosque del Fulminato para ver de cerca la atractiva nómina de 31 vehículos conducidos por pilotos asturianos y cántabros que llegaron a Oviedo con el reto de sumar la máxima puntuación posible para el Campeonato de Asturias. Curiosamente, los entrenamientos tuvieron incluso un mayor poder de convocatoria que la competición. "Justo antes de comer hubo mucho ambiente, el tiempo acompañó y estamos muy satisfechos con la respuesta del público", declaró la vicepresidenta del club organizador, Beatriz Valle.

Saiz paró el cronómetro en 2 minutos y 46 segundos en la última de las tres mangas. Una marca que le permitió aventajar en apenas ocho décimas al Peugeot 205 del también montañés Francisco Díaz Inguanzo. El asturiano Jairo Pérez Freije, que partía como uno de los principales favoritos, se conformó con el tercer puesto después de completar el recorrido en 2 minutos y 51 segundos.

El público aplaudió el cambio de disposición de los obstáculos en forma de bidones, conos y otros utensilios con los que la organización buscó dar un mayor espectáculo. Derrapes, motores rugiendo y alguna que otra salida de pista sin consecuencias animaron una jornada que se inició a las diez de la mañana, prosiguió con los entrenamientos oficiales al mediodía y culminó con la disputa de las mangas a primera hora de la tarde.

"Estuvo todo muy divertido, es un espectáculo muy guapo", indicó Valle convencida de que la competición continuará celebrándose en los años sucesivos en este paraje ovetense cuyas carreteras rectas resultan perfectas para organizar este tipo de modalidad automovilística menos conocida que los tradicionales rallies.

Entre los asistentes había muchos incondicionales que desde hace ya casi una década han asistido a todas las ediciones de una prueba que incluso siguió celebrándose los dos últimos años, a pesar de estar vigentes muchas restricciones sanitarias a causa de la pandemia.

Compartir el artículo

stats