Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

David Orihuela

El mojito

David Orihuela

Enfados de Twitter

Protestas y realidad ante el cambio de modelo festivo

No hay nada más estéril y ficticio que el debate de los chiringuitos de San Mateo. No solo el de ahora, con el nuevo modelo. Esos bares efímeros siempre han estado en la picota.

Al común de los mortales le importa poco quién esté al frente del cañero mientras la caña esté bien echada y bien fría. Da igual una mesa de Coca-cola que una de diseño o un fardo de paja. Esto se trata de vivir la fiesta.

Tras el primer fin de semana de las fiestas ha quedado claro que a los enfadados se les pasa el cabreo cuando se van de Twitter y Facebook y salen a la calle a tomar un vasu. Incluso aquellos que llamaban a boicotear las casetas de hostelería y luego aceptan las reglas del juego. Eso sí, no habría San Mateo sin críticas, eso sí que sería una gran pérdida.

Lo mejor para disfrutar de San Mateo es abandonar por unos días las redes sociales. Lo suyo es dejarse llevar por la fiesta y no navegar en las procelosas aguas de internet.

Compartir el artículo

stats