Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

A falta de acierto, garra

Los números certifican la capacidad de lucha del Oviedo: es el equipo que más disputas de balón gana de la Liga

Tejera se cae encima del balón ante la presión del jugador del Almería Morlanes. |

Tejera se cae encima del balón ante la presión del jugador del Almería Morlanes. | LOF

El Oviedo de esta temporada ha sacado una parte importante de sus puntos gracias a su capacidad de sufrimiento y al pundonor. El equipo azul está sufriendo mucho para hacer un juego fluido que le permita mover el balón con criterio. Lo reconocía el propio Ziganda en la rueda de prensa previa al partido que terminaron empatando a 2 ante el Almería. Para justificar la suplencia de Borja Valle, el técnico navarro reconocía que a los suyos les está costando hacer un fútbol combinativo y que eso perjudicaba al berciano porque disminuía su influencia en el juego.

En el otro lado, en el de las virtudes, lo que ya es indudable es que el Oviedo es un rival incómodo para cualquiera. Un equipo al que hay que matar varias veces para tener asegurada la victoria sobre él. El guión que tuvo lugar el sábado en el Estadio de los Juegos Mediterráneos se ha repetido ya en muchas ocasiones. Cuando todo parecía perdido, un chispazo, un robo de balón, un acto de fe del equipo terminaba haciendo posible lo que parecía irrealizable unos pocos minutos antes.

Los números dan reflejo a esta actitud del Oviedo durante los partidos. El equipo azul es el primero de la Liga en cuanto a balones ganados cuando está en juego la posesión del balón. Lo ha hecho en 2.268 ocasiones. Le sigue el Fuenlabrada, con 2.208; el Rayo Vallecano, con 2.167; el Lugo, con 2.161; y el Leganés, con 2.116. No en vano, el equipo de Ziganda es el segundo que más veces va a la disputa del balón, solo por debajo del Fuenlabrada. Los madrileños lo han hecho en 4.375 ocasiones y los asturianos, 4.343. Por detrás de ellos, a bastante distancia, está el Logroñés, que ha ido a la disputa del balón 4.225 veces.

Otra de las virtudes del Oviedo está en su poderío en los balones altos. Tanto sus centrales como Edgar, un jugador muy alto, dan al Oviedo una capacidad importante de llevarse esos balones que van por el aire y que muchas veces parecen no tener dueño. De hecho, el Oviedo es el que más veces gana ese tipo de balones, con un total de 931. Le siguen de lejos el Alcorcón, con 865, y el Lugo, con otros 849 balones aéreos ganados.

Todos estos datos confirman una actitud del Oviedo que le permite tapar otros defectos importantes que le están lastrando esta temporada y que lo tienen luchando por la permanencia, algo que no era lo esperado al principio de la temporada. Y es que el Oviedo es el segundo que más pases falla de toda la Segunda División, con 3.641 intentos errados, solo superado por el Alcorcón, con 3.766 fallos. También es el tercero que más veces ha perdido la posesión durante sus partidos: un total de 5.636 veces, solo superado por el Málaga, con 5.689, y por el Mirandés, con 5.654.

Todos estos datos confirman los problemas de los que hablaba Ziganda para hacer un fútbol más combinativo, en el que sea el movimiento del balón el que termine abriendo la puerta del ataque una vez se encuentre un espacio. El fútbol del Oviedo es, en cambio, mucho más directo, buscando en muchas ocasiones las bandas para centrar al área intentando aprovechar la envergadura de algunos de sus jugadores. Un tipo de fútbol que les sirve para estar fuera de los puestos de descenso y para ir sumando puntos tan importantes como el que lograron el sábado en Almería. A estas alturas de la temporada ya no hay posibilidades de cambiar la fórmula y tendrá que ser, con sus fallos, este Oviedo aguerrido, que va a la disputa y que muchas veces gana más por garra que por otra cosa, el que logre la permanencia.

Compartir el artículo

stats