Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ante el debut del Real Oviedo Femenino en el municipal ovetense: El Tartiere también es de ellas

El conjunto azul juega hoy por primera vez en su historia en el estadio de La Ería: “Es un reconocimiento y un orgullo”

En la fila de arriba, empezando por la izquierda: Paloma, Gema, Ingrid, Diandra, Paula, Igle, Yarima, Alejandra, Carlota, Titay, Fefa y Marina Crespo; en medio, Isina, Kala, Lorena y Laurina; debajo, Camino, Marina Monte, Yuki, Miralles, Amaya y Hoyas. |

En la fila de arriba, empezando por la izquierda: Paloma, Gema, Ingrid, Diandra, Paula, Igle, Yarima, Alejandra, Carlota, Titay, Fefa y Marina Crespo; en medio, Isina, Kala, Lorena y Laurina; debajo, Camino, Marina Monte, Yuki, Miralles, Amaya y Hoyas. | Miki López

El Carlos Tartiere abre sus puertas hoy (12 horas) para celebrar un partido que, esta vez sí, será histórico. Y es que el Real Oviedo Femenino va a disputar por primera vez un encuentro en el municipal ovetense, un campo reservado hasta ahora para el equipo masculino. El Real Oviedo Femenino-Secció Esportiva AEM cambiará eso para siempre. Las azules buscarán en tan ilustre emplazamiento el tercer puesto en Segunda División, algo que no les sirve para ascender pero sí para culminar una temporada en la que han rendido a un gran nivel a pesar de las dificultades.

Un día especial para todo el equipo pero que tendrá aún más sabor para esas futbolistas que, además, han sido habituales en el Tartiere desde bien pequeñas. Una de ellas es la central Alejandra Moro, nacida en 2001, y que pasó una parte de su infancia siguiendo al Oviedo por los campos de Asturias cuando el equipo trataba de salir del pozo de la Tercera División. “Iba desplazándome por toda Asturias con mis padres, me acuerdo también de ir a manifestaciones. Soy de Laviana y formamos parte de la Peña Azul Laviana y viajaba con mis padres en el autobús de la peña a todos los partidos que podíamos”, explica.

“Le queremos dedicar la victoria a Arnau y a su mujer”, coinciden Gema y Alejandra

decoration

Gema Ginés, a la izquierda, y Alejandra Moro, ayer, en el Estadio Universitario, en Oviedo Miki López

Entre sus ídolos destaca uno, Michu, al que pudo ver poco tiempo vestido de azul, pero que ha sido importante para ella. “A Michu no pude verlo mucho, pero tuve la suerte de que me invitó a ir a un partido suyo; me acuerdo también de jugadores de esa época como Curro, Manu Busto, Xavi Moré o Aulestia”, añade. Ella es central y del actual Oviedo se queda un jugador que destaca por su entrega cada partido: “Me fijo mucho en Christian Fernández”.

De hecho, con él tiene una anécdota que, por lo sucedido en este final de temporada, le deja un regusto amargo: “Para mi cumpleaños, a través de Arnau (el director deportivo del Oviedo recientemente fallecido) consiguieron que me felicitara el cumpleaños”. Y es que al Real Oviedo Femenino el fallecimiento del director deportivo le ha golpeado con dureza. Su mujer, María José Camacho, exfutbolista, siempre ha estado muy cerca de ellas, en cada entrenamiento, incluso acompañándolas en algún partido a domicilio. “Ha sido duro porque su mujer es una compañera más, siempre estaba aquí con nosotras. Les estamos muy agradecidas a toda la familia, colaboraban en todo lo que podían. Ella ya sabe que tiene a una familia en Oviedo, sabemos que para ella somos sus niñas y nos tiene aquí para lo que necesite”. De hecho, ayer, en el último entrenamiento previo al partido del Tartiere, Camacho las acompañó durante un rato y estuvo departiendo con ellas.

Otra que va a vivir el partido con mucha emoción es Gema Ginés, lateral derecha de 22 años que tratará de emular hoy al futbolista del Oviedo con el que más identificada se siente, Juanjo Nieto. “Nos parecemos, tenemos características similares, a los dos nos gusta llegar al ataque y poner centros. Soy una lateral a la que le gusta atacar, aunque no descuide la defensa sí me gusta subir la banda”, explica esta futbolista nacida en Oviedo, pero criada en Sotrondio.

Para ella este partido es “un reconocimiento” al trabajo que llevan tiempo haciendo: “Es un orgullo”, añade. Advierte Gema de que el partido de hoy no es ni mucho menos una exhibición: “Nosotras no vamos al Tartiere solo a disfrutar, somos competitivas y vamos a por el tercer puesto”. Al término del entrenamiento de ayer, Gema no se sentía excesivamente nerviosa, pero sí reconocía que con el paso de las horas lo irá estando un poco más: “Cuando se vaya acercando irán saliendo los nervios”.

Alejandra y Gema quieren enseñar a todos los que vean el partido por el canal de Youtube del Real Oviedo que están listas para tomar los grandes escenarios y que lo de hoy no tiene porqué ser una excepción. También quieren poder hacer una dedicatoria muy especial: “Le queremos dedicar la victoria a Arnau y a su mujer”.

Compartir el artículo

stats