Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mucha coraza, poco balón: las armas en las que coinciden Oviedo y tenerife

Los dos rivales están entre los seis equipos con menos posesión, basan su fortaleza atrás: están entre los 3 menos goleados

Costas se lleva una disputa aérea ante Elady. | Irma Collín

El Rodríguez López espera el viernes (21.00 horas) a un Oviedo adulto. Es el momento de dar el paso adelante, barruntan desde el vestuario azul, y un triunfo en el feudo del cuarto clasificado supondría un chute importante para la moral del grupo. No lo tendrá sencillo el equipo de Ziganda ante un rival que, a pesar de que no es especialmente fiable en su campo, coincide con los azules en algunas características.

Como el Oviedo, el equipo de Ramis es un equipo áspero, difícil de digerir para los rivales. Y con talento arriba para definir los partidos. Al igual que los carbayones, el Tenerife no necesita de la pelota para tener el control de los partidos. El Oviedo ha gozado hasta la fecha del 45,5% de la posesión en sus encuentros: es el quinto que menos tiene el balón. El Tenerife presenta el sexto dato más bajo, con el 46,6%.

Incluso el acierto en los pases, no muy lucido, iguala las propuestas: los de Ziganda aciertan el 75,5% de los envíos mientras que el equipo chicharrero lo hace en el 77,5% de los envíos. Los dos navegan por la parte baja de la hipotética tabla que incluya este índice.

Los números que lucen los azules tienen una explicación táctica. Ziganda inició el curso con el 4-3-3 por bandera y la promesa de que el equipo fuera más protagonista con el balón. Pero la propuesta no le duró mucho. La irrupción de Bastón y el buen momento de Obeng aconsejaron al Cuco variar hacia el 4-4-2. El sistema da mayor presencia en el área contraria, pero también hace al equipo más débil en el pase. De ahí los números mostrados.

Ramis también se ha abrazado al sistema de dos delanteros, en busca de pólvora. Enric Gallego es su delantero referencia, 5 goles, el indiscutible. A su lado, han formado Shashoua o Mollejo, con Elady (con 7 dianas su máximo anotador) tirado a un costado.

Para la pelea por el play-off ambos proponen armas similares. La defensa como base sobre la que asentar la candidatura. En estas lides, destaca el Almería, dominador defensivo de Segunda, ya que solo ha recibido 15 goles hasta la fecha. Después, se sitúan los dos rivales del Rodríguez López.

El Tenerife ha encajado 18 goles y el Oviedo, 20, segundo y tercero mejores de la categoría. Femenías vive más tranquilo que Soriano, ya que los rivales han probado al meta en 73 ocasiones (solo a Almería, Las Palmas y Leganés les tiran menos), mientras que han chutado 83 veces ante la meta chicharrera.

El buen rendimiento defensivo se explica por el trabajo grupal, el practicado tantas veces en El Requexón, pero también por el rendimiento de los líderes de la defensa. David Costas y Dani Calvo son de las mejores noticias del Oviedo esta temporada en la que el equipo tiene como objetivo dar un paso adelante, el definitivo, y siete años después de su regreso al fútbol profesional lograr al fin pelear por el ascenso en la promoción.

En el bando chicharrero, la labor última defensiva es obra principalmente de Sipsic y José León, aunque también han gozado de protagonismo Carlos Ruiz y Sergio González. El buen año de Soriano en la meta les da ese punto de solidez atrás necesaria.

Compartir el artículo

stats