Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los jóvenes reclaman la reapertura de los centros de estudios de Siero

Estudiantes protagonizan una sentada delante de la biblioteca de la Pola para pedir al gobierno local que reconsidere su postura

Los jóvenes reclaman la reapertura de los centros de estudios de Siero A. Illescas/ A. Domínguez

La paciencia de los jóvenes sierenses se acabó hoy, cuando se manifestaron para pedir la apertura de los centros de estudios del concejo. Su enfado lo escenificaron con una sentada delante de la entrada a la biblioteca y el centro de estudios de la Pola. Allí se citaron 30 estudiantes del municipio que, en plena época de exámenes, lamentan no poder contar con instalaciones municipales para hincar los codos: “¡Qué abran los centros de estudios ya!”, fue el mensaje unánime. La consigna la repetían uno tras otro. Primero los jóvenes y luego algunos políticos que les acompañaron.

Una de las que tomó la iniciativa a la hora de explicar la situación fue Elisa del Río, de 19 años, de Pola de Siero, que lleva padeciendo las consecuencias del cierre desde marzo del pasado año. “En la biblioteca solo hay unas pocas sillas y nos vemos obligados a acudir a las instalaciones de otros concejos”, reveló.

La solución que ha buscado es “venir temprano para coger sitio en la biblioteca”. Cuando la operación no tiene el éxito deseado, opta por “ir para casa o para cualquier otro lado”. Junto a ella en la manifestación, Gregorio Colao, de 21 años y estudiante de Derecho. Él recalca que los jóvenes llevan “un año esperando a que se reabra, desde que acabó la cuarentena”. Ven un agravio comparativo lo que pasa en otros concejos, “donde sí están funcionando”.

Dado que la solución por la que optan la mayoría es “ir a Oviedo o Nava”, considera un “sin sentido” que no abran: “Al final no consiguen el efecto de que no acudamos a estudiar a instalaciones municipales y vamos a algunas que tienen incluso más gente”.

Además de la treintena de estudiantes afectados, también acudieron a la concentración varios representantes políticos. Los mismos que en las últimas sesiones plenarias municipales han venido reivindicando la reapertura.

“Llevamos pidiendo un montón de tiempo que los pongan en marcha. Consideramos que hay suficiente espacio para separar a los estudiantes”, aseveraba Mapi Madrid, concejala de Ciudadanos.

Se sumaba a esta postura el representante del PP, Borja Lapuerta, presidente de las Juventudes del partido en Siero. “Habíamos solicitado hace tiempo mejoras en las instalaciones y en el horario. Sin embargo, ahora nos encontramos con esta situación. Pusimos varias quejas y no hemos recibido respuesta, lo que genera malestar porque tenemos que desplazarnos a otros concejos”, resumía el popular.

El consenso en este sentido llegaba también a las formaciones de izquierdas. En la sentada participaron Silvia Tarano y Violeta Arbesú, ambas de Podemos. La primera, analizaba la situación en tono crítico “Estábamos reclamando la ampliación y adecuación de los centros de estudios existentes y es algo que no se está haciendo. Pero, además, ahora nos encontramos que no se ponen a disposición del público porque siguen cerrados”, comentaba Tarano.

La sentada de los jóvenes acabó con un aplauso de ánimo colectivo y el deseo de que su presencia en el lugar sirva para que el gobierno local reconsidere su postura.

Compartir el artículo

stats