Suscríbete

La Nueva España de Siero

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vicente A. Montes Álvarez

Ridículo

De patios y aparcamientos en los colegios de la Pola

No voy a dudar de los beneficios de la competencia leal y la rivalidad para hacer que quienes las tengan se obliguen a superarse para adelantar a su competidor. Si los émulos prestan un servicio a la comunidad, esta se beneficiará de ello. Los dos colegios de Primaria e Infantil de Pola de Siero siempre han tenido antagonismos que, cuidados por personas educadas, nunca han superado el nivel dialéctico. Si se rompen los procedimientos de cortesía y protocolo necesarios, intentando usurpar algo sobre lo que se sabe sobradamente no se tiene fundamento, se rompen las reglas de la honestidad y la elegancia, asomando la patita de la desfachatez. Desde siempre el Colegio Público Celestino Montoto tuvo un aparcamiento en la zona donde está la entrada de la actual Escuela de Educación Infantil Carmín, por cierto, ubicada ahí porque este colegio cedió espacio para ello. Intentos expansivos que no comprendo hicieron que hace unos años se redujese espacio del aparcamiento a favor del Colegio Público Hermanos Arregui. En estos dos últimos años de pandemia, para favorecer las necesarias distancias de alumnado, se cedió la zona de aparcamiento como patio para alumnado del Hermanos Arregui. Pero este curso, que ya las aguas pueden ir por sus cauces, este centro pretende que el espacio sea definitivamente patio y no aparcamiento del profesorado del Montoto. Bastantes problemas tienen las comunidades educativas sin necesidad de que se desate un enfrentamiento absurdo. A ver si va a ser que las insensateces de Putin despiertan bobadas invasivas a nivel menor. Eso siempre fue el aparcamiento del Celestino Montoto y su modificación exigiría acuerdo absoluto de ambas comunidades escolares y nunca una ocurrencia.

Compartir el artículo

stats