Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Víctor García de la Concha: "Recibir el afecto de tus paisanos presta mucho"

El director del Instituto Cervantes y emérito de la RAE es desde ayer "Asturiano universal", título de los Centros Asturianos de Madrid

De izquierda a derecha, Francisco Rodríguez, Víctor García de la Concha, Valentín Martínez Otero y Chelo Prendes. Modem Press

"He recibido algunos premios y reconocimientos a lo largo de mi vida, pero éste es especial", reconocía Víctor García de la Concha (Villaviciosa, 1934), director del Instituto Cervantes y director emérito de la Real Academia Española (RAE), tras recoger ayer en Madrid el premio que le acredita como "Asturiano Universal", que conceden los Centros Asturianos de Madrid y Tres Cantos y las casas de Asturias de Alcobendas y Alcalá de Henares. "Decía Ramón Pérez de Ayala" (sobre el que García de la Concha hizo su tesis doctoral), "en su poema 'Epístola a mis paisanos', proseguía, "que de todos los amores, el amor a la tierra es el amor superior porque encierra realmente al resto de los amores. Y es que uno recuerda a Asturias y, además de mi tierra, recuerdo a la familia, los amigos... De manera que sí es verdad que yo, que me siento muy pagado por muchos reconocimientos de muchas instituciones, recibir al afecto de tus paisanos, de algo que lleva el nombre de Asturias, presta mucho".

Lo cierto es que el Salón Príncipe de Asturias del Centro Asturiano de Madrid acogió a una significativa representación de la colonia del Principado en la capital, dispuesta a rendir homenaje a un hombre que, como definió el presidente del Centro,Valentín Martínez Otero, encargado junto a Consuelo Prendes, presidenta de la Casa de Asturias de Alcalá de Henares, Consuelo Prendes, ha tenido a lo largo de toda su vida un "magisterio largo, precioso y prestigioso". Allí se encontraban, entre otros, el que fuera ministro de Educación en el primer gabinete de Adolfo Suárez, Aurelio Menéndez; el embajador Amaro Fernández de Mesa; el empresario y presidente de Reny Picot, Francisco García; Martín González del Valle y Herrero, barón de Grado, o el presidente de la Federación Internacional de Centros Asturianos (FICA), José Luis Casas Villanueva.

El Presidente del Centro Asturiano de Madrid, Valentín Martínez Otero, antes de entregar el galardón a los sones del "Asturias patria Querida" interpretado por un gaitero, leyó el inmenso curriculum del filólogo García de la Concha, autor de una extensa obra de investigación filológica orientada principalmente hacia la literatura hispánica del Renacimiento y del siglo XX, del que dijo que "ha triunfado con su palabra, que es la nuestra. Una palabra culta, sonora, musical, esencial y existencial. Abierta, viva, bella. Una lengua enriquecida y enriquecedora.... Una lengua que viven y hablan cerca de 500 millones de personas y que, como diría don Víctor, nos hermana porque es la lengua de una familia universal de pueblos. Una lengua, en fin, que don Víctor ha contribuido ha enriquecer y a salvaguardar porque es un grandioso y celoso guardián y adalid de la misma".

El que fuera Director de la RAE entre 1998 y 2010, acudió al homenaje acompañado de su esposa, Ana María Álvarez, reiteró el carácter "especial" del premio, y recordó cómo en el año 1992, "cuando me hicieron académico, me concedieron la Manzana de Oro de este Centro Asturiano de Madrid, que tengo guardada y que enseño a mis nietos cuando vienen a casa, lo que haré también con este galardón de hoy".

Compartir el artículo

stats