Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Presidente del Real Patronato del Museo del Prado, premio "Princesa de Asturias" de Comunicación

Javier Solana: "El Prado siempre ha actuado como un polo de atracción y respeto hacia España"

"El Museo está a las puertas de un nuevo salto cualitativo, con el inicio de la ampliación del Salón de Reinos para ejecutar el proyecto de Norman Foster"

El presidente del patronato del Museo del Prado, Javier Solana.

El presidente del patronato del Museo del Prado, Javier Solana. GERMÁN CABALLERO

Javier Solana (Madrid, 1942) asumió la Presidencia del Museo del Prado un par de meses después de la concesión del premio "Princesa de Asturias" de Comunicación y Humanidades 2019 a la gran pinacoteca española y en plena celebración de su bicentenario. Es muy consciente de la trascendencia cultural e histórica

- ¿Cómo recibió el nombramiento? ¿Cómo un honor, como una responsabilidad??

-Este nombramiento supone para mí una gran responsabilidad. El Museo del Prado es la gran institución cultural española, que reúne lo mejor del legado artístico de la historia de España y muchas de las obras de los mejores artistas de la pintura universal. Conozco bien el Museo del Prado porque la cultura y la educación siempre han estado muy presentes entre mis prioridades personales y políticas. En 1982 tuve el honor de ser Ministro de Cultura y desde ese puesto participé en muchas decisiones sobre el Museo que entonces iniciaba un necesario proceso de modernización para reconectarse con la sociedad española. Antes de ser Presidente he sido miembro de su Real Patronato desde 2010 y he participado con intensidad en el proceso de transformación que ha vivido el Prado hasta situarse en el lugar de prestigio que ocupa hoy. Asumir la presidencia del Real Patronato es un honor al que voy a responder con toda la dedicación y entusiasmo que he puesto en cada uno de los cargos públicos que he desempeñado en mi vida. El Bicentenario es una ocasión única para el Museo y estoy muy agradecido de contar con el apoyo y aliento de todos los miembros del patronato y de la gran acogida que me ha brindado todo el equipo humano que trabaja en el Museo.

- El Prado, ¿mantiene intacto su prestigio, dentro y fuera de España?

-Soy miembro del Real Patronato desde hace casi diez años y debo decir que en todo este tiempo lo que he percibido es que el prestigio del Museo no ha hecho sino crecer en una doble dirección. Por un lado, ha fortalecido su condición de referente intelectual, de investigación científica y cultural y, al mismo tiempo, ha sabido extender su influencia en todo el espectro social. Creo que el Museo del Prado vive una de las etapas más reseñables de su bicentenaria historia.

- ¿Cuáles son las prioridades del patronato en la gestión del Museo en los próximos años?

-Las líneas generales de actuación para esta nueva etapa son profundizar en la excelencia cultural de la institución y sus trabajos expositivos y, al mismo tiempo, mantener la cercanía de la institución con la sociedad, especialmente con los más jóvenes. Vivimos una etapa de intenso cambio social de la mano de la comunicación, las nuevas tecnologías, y la inteligencia artificial y todos estos procesos tenemos que integrarlos en la relación del Museo con los ciudadanos. Desde el punto de vista de la gestión, estamos a las puertas de un nuevo salto cualitativo, con el inicio de las obras de ampliación del Salón de Reinos, que se prolongarán al menos cuatro años para ejecutar el proyecto de Norman Foster y ello supone un enorme esfuerzo administrativo y de ejecución.

- La financiación, ¿cómo se reparte, entre el Estado y otras fuentes de ingresos?

-El Museo Nacional del Prado recibió en 2018 una aportación de 15,3 millones de euros anuales, lo que representa un 34 por ciento del total. El resto del presupuesto lo tiene que generar el propio Museo, lo que quiere decir que el nivel de autofinanciación es del 66 por ciento que sin duda es uno de los más elevados de todas las instituciones culturales y habla muy bien de la capacidad de gestión económica del Museo del Prado. La venta de entradas es la principal fuente de ingresos y eso que el Museo asegura la gratuidad de acceso a numerosos colectivos, como menores de 18 años, parados, estudiantes, docentes y otros y cada día entre las 18.00 y las 20.00 horas el acceso es gratuito para todo el público. Otras fuentes son el patrocinio privado, la cesión de espacios o la gestión de la tienda, cafetería o librería.

- ¿Cómo se percibe y valora el Museo del Prado fuera de España?

-He trabajado muchos años fuera de España y aún hoy la política internacional ocupa buena parte de mi tiempo. Debo decirle que el Museo del Prado siempre ha actuado como un polo de atracción y respeto para nuestro país. No soy amigo de establecer rankings, ni mediciones cuantitativas en el mundo de la cultura pero sí le puedo asegurar que el Museo Nacional del Prado es una las grandes instituciones culturales del mundo, hablando en pie de igualdad con las más prestigiosas con las que desarrollamos proyectos conjuntos.

- ¿Es posible mantener El Prado por encima de los vaivenes políticos?

-La independencia del Museo del Prado, reconocida por ley, es garantía de estabilidad y gestión profesional por encima de las coyunturas políticas que son, casi por definición, cambiantes y convulsas. La arquitectura de la institución, con un Real Patronato cuya presidencia de honor ejerce Su Majestad el Rey, e integrado por personalidades de un gran prestigio en el ámbito cultural, de la gestión pública o el mecenazgo garantiza la estabilidad del Museo. La representación del Gobierno y de las comunidades autónomas ofrece capacidad de interlocución y ejecución al máximo nivel y, finalmente, la presencia de la Dirección ejecutiva del Prado supone la coordinación total con el trabajo diario de la institución. Además, uno de los grandes éxitos de mis predecesores es haber sabido establecer y consolidar una personalidad propia que permite que todos los españoles, sin distinción política o geográfica, se sientan orgullosos y partícipes del Museo del Prado.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats