DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Principado asciende de categoría a todos los médicos residentes

Los médicos residentes de la sanidad asturiana, que están siendo una pieza clave en la batalla contra el COVID-19, serán automáticamente equiparados en funciones y retribuciones a los del nivel inmediatamente superior de su ciclo formativo, que dura cuatro o cinco años. Asimismo, los que tenían previsto terminar su especialidad en este mes de mayo, serán asimilados a los médicos adjuntos (de plantilla) del Servicio de Salud del Principado (Sespa) tanto en competencias profesionales como en salarios, y su trabajo ya comenzará a computar a efectos de antigüedad.

Esta es la decisión que ha adoptado la Administración regional en aplicación de una orden dictada el pasado día 3 por el Ministerio de Sanidad y que había generado reticencias entre los médicos en fase de formación. Pedían ser sometidos a los procesos de evaluación ordinarios, que se llevan a cabo en mayo; y los que ahora terminan la especialidad rechazaban una prórroga como residentes y reclamaban un nuevo contrato que los reconociese como profesionales senior.

Según el dirigente del Sindicato Médico de Asturias (SIMPA), José Antonio Vidal, esta medida es "perfectamente razonable" en las circunstancias actuales y constituye "la interpretación más favorable" de la orden ministerial para los facultativos jóvenes de la región.

Compartir el artículo

stats