Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los pioneros anticovid: "Que la gente sea prudente y que no se repita este drama"

La planta novena A del HUCA fue la primera de Asturias destinada a enfermos de coronavirus: "Hemos compensado la dureza con humanización"

Planta novena A del HUCA. En primer término, la enfermera Eva Vázquez. Detrás, los médicos neumólogos Juan Cascón y Francisco R. Jerez. IRMA COLLÍN

-Que la gente sea prudente. No queremos que nadie vuelva a vivir este drama.

Esta advertencia sobre el riesgo de repuntes en la pandemia de covid-19 viene de la mano de un equipo de profesionales que ha vivido con mucha intensidad la crisis del coronavirus. Son los sanitarios de la primera planta destinada específicamente a infectados que se puso en marcha en el Principado: la novena A del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA). El episodio más intenso y exigente de sus carreras profesionales comenzó el pasado 4 de marzo. Dos meses y pico después, lo peor parece haber quedado atrás, pero reclaman a la ciudadanía que nadie se relaje en el cumplimiento de las medidas de distanciamiento y seguridad que emanan de las autoridades sanitarias.

"Lo que voy a decir puede resultar un tanto impopular, pero es la verdad: veo poca responsabilidad entre la población; percibo que la gente no respeta lo suficiente las normas que se están implantando. Por eso tengo miedo", explica la enfermera Marta María Roces, supervisora de la novena A. Durante varias semanas, esta unidad estuvo con el aforo al completo, 40 pacientes; ayer tenía 24. En los próximos días puede ser la única unidad covid que continúe en marcha en el complejo sanitario ovetense si no surgen sorpresas desagradables.

"Que la gente sea prudente, no queremos que nadie vuelva a vivir este drama": la advertencia de los pioneros en la lucha contra el covid-19 en Asturias

"En Asturias hemos hecho muy bien la fase de aislamiento, y ahora es fundamental que cumplamos las medidas de protección para tratar de evitar en lo posible una segunda oleada de la pandemia", subraya el neumólogo Francisco Rodríguez Jerez. Este especialista forma parte de los que ven probable que a finales de año llegue un repunte fuerte de las infecciones por coronavirus. Por lo pronto, los profesionales del HUCA ya están enfrentándose a casos de pacientes que habían recibido el alta y que tienen que ingresar de nuevo por complicaciones distintas a las que inicialmente se atribuían al covid-19: embolias pulmonares, cuadros febriles tardíos, erupciones cutáneas, problemas renales...

¿Cuándo llegarán la vacuna o el ansiado tratamiento curativo? "Es imposible predecirlo. Hablamos de una enfermedad que solo tiene unos meses de evolución y que está provocada por un virus, lo cual complica las cosas aún más", indica el doctor Jerez, quien apostilla que los fármacos más "prometedores" hasta el momento son el "tocilizumab" y el "remdesivir", pese a lo cual "aún no tenemos datos fiables".

Su colega neumólogo Juan Cascón Hernández destaca que, en el transcurso de esta pandemia, el servicio de Neumología ha comenzado a realizar ecografías torácicas, una técnica no invasiva aplicable a infectados por coronavirus que "nos permite hacer un seguimiento diario del paciente y que no irradia".

La enfermera Eva Vázquez decidió vivir aislada durante estas semanas para evitar riesgos de contagio. "Es aún más duro para las compañeras que tienen familia, porque temes llevarte el virus a casa. Ha sido clave apoyarnos entre nosotras", indica.

A juicio de Juncal García, auxiliar de enfermería "lo más complicado es tener que manejar a los pacientes con el equipo de protección (EPI) puesto". "Las gafas te aprietan y te hacen herida en la nariz, y trabajar tres o cuatro horas con mascarilla es tremendamente incómodo", añade.

Marta María Roces explica que, en estas semanas de tensión extrema, trató de que su equipo aplicara una norma de actuación nítida: "Trabajar con seguridad, no correr y hacer las cosas bien". El manejo de los pacientes "es muy complicado: están sin visitas, sin efectos personales, y esto hemos tratado de compensarlo con un plus de humanización", asevera la supervisora de la planta.

Carmen Palomo es especialista en medicina interna, disciplina que junto a la neumología lleva el mayor peso en las plantas covid: "Hemos aprendido mucho y hemos trabajado colaborativamente varios servicios y todo el hospital", enfatiza la doctora Palomo. Y agrega: "Es muy posible que tengamos un repunte en otoño, pero nadie lo sabe. Estamos esperanzados en disponer cuanto antes de una vacuna".

Su colega de servicio Lorena Fernández, especialista en enfermedades infecciosas, señala que, en cuanto a tratamientos, "hay muchos estudios en marcha, pero aun es muy pronto y la experiencia de la que se dispone es muy pequeña: hay que ser prudentes".

Compartir el artículo

stats