Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La banda sonora de las galaxias

John Williams compuso a regañadientes la música de la saga "Star Wars", una epopeya sonora que ha cautivado a millones de fans

Los personajes de "Star Wars" en La Vega

Los personajes de "Star Wars" en La Vega Miki López

Comencemos con un pequeño ejercicio sensorial.

Fondo negro. Aparece un letrero con una frase inmortal del cine: "Hace mucho tiempo, en una galaxia, muy, muy lejana...".

Seguramente, muchos de ustedes han escuchado ahora mismo en su cabeza las primeras notas de la obertura de "La guerra de las galaxias" al tiempo que las letras de "Star Wars" se alejaban por el vacío del espacio. Unos acordes que con más de 40 años de antigüedad aún nos invitan a sentirnos como un valeroso caballero jedi, un temerario piloto rebelde o incluso un líder oscuro del tenebroso Imperio galáctico.

El compositor John Williams, premio "Princesa de Asturias" de las Artes 2020 junto al otro maestro y leyenda de las bandas sonoras, Ennio Morricone, escribió (un poco a regañadientes) toda una epopeya musical capaz de transmitir un sinfín de sensaciones a los oyentes que han disfrutado de estos compases a lo largo de diferentes generaciones.

"Star Wars" es mi saga, mi placer culpable, mi universo cuando me piden cerrar los ojos y pensar en un lugar donde evadirme. He tenido la suerte de crecer escuchando una y otra vez la música que Williams no quiso hacer en un principio para George Lucas. El genial compositor pretendía crear una melodía más moderna y futurista, acorde a la música de ciencia ficción que se realizaba durante los setenta. Lucas, por su parte, quería rodar una historia épica de capa y espada, pero ambientada en el espacio, por lo que la orquestación de la banda sonora era fundamental para lograr ese punto de epicidad. El premio "Princesa" de las Artes aceptó (por suerte para todos) el reto y elaboró una serie de composiciones en la que los expertos en música reconocerán a genios de la talla de Richard Strauss.

Y, la verdad sea dicha, esa música que escuchaba mientras disfrutaba sentado en la alfombra de casa viendo los antiguos VHS de "El Imperio contraataca" o "El retorno del jedi", vestido con una antigua bata marrón que hacía las veces de túnica jedi, me ayudó a descubrir la música clásica, un género que parecía ajeno a un niño que aún no había alcanzado la adolescencia.

Lo mejor de la música de "Star Wars" es que hay una melodía para cada momento o personaje. Así como Luke Skywalker se prepara para afrontar su destino ante los dos soles de Tatooine al son del melancólico "Tema de la Fuerza", la piel se eriza cuando la flota Imperial se pone en movimiento o el propio Darth Vader avanza ante miles de solados firmes con la "Marcha Imperial" de fondo. De esta manera, John Williams, confeso seguidor de Richard Wagner, estaba recuperando para el cine la técnica de "leitmotiv", que ya había popularizado en sus obras el inmortal compositor alemán. Se trata de un concepto que consiste en elaborar una música que distinga a un personaje determinado o una situación concreta. Por ello, más allá de ese himno militar del Imperio o de la música que acompaña a la senda del jedi, Williams nos regaló una melodía de amor para narrar la historia romántica de Han Solo y la princesa Leia o una música de cantina inolvidable que suena en el bar del puerto espacial de Mos Eisley y en la barcaza del grotesco mafioso Jabba el Hut.

Williams compondría las bandas sonoras de las siguientes trilogías de la saga galáctica (los episodios I, II y III y, posteriormente, los olvidables VII, VIII y IX) manteniendo siempre la base de las conocidas melodías de las películas originales. La saga se quedó huérfana de la música del maestro en los dos spin-off cinematográficos: "Rogue One: una historia de Star Wars", que contó con la partitura de Michael Giacchino tras el repentino abandono de Alexandre Desplat, y "Han Solo", con una melodía firmada por John Powell, aunque sí había un tema elaborado por el propio Williams. Para disgusto de los fans, el gran compositor cinematográfico ya ha asegurado que no volverá a participar en ninguna película venidera de "Star Wars".

Su música es parte de la historia del cine, de la de millones de fans en todo el mundo, de la mía... La Fuerza poderosa es en aquellos músicos que entonan la gran melodía galáctica que John Williams dirige esgrimiendo su batuta como si de un poderoso sable láser se tratase. Gracias por su genialidad.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats