Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El reto del ciclo anual

José Alberto aspira a cerrar un año natural completo al frente del Sporting l El último que lo logró fue Abelardo en 2016

Arturo Martínez Noval y José Alberto, ayer por la mañana en Mareo.

Arturo Martínez Noval y José Alberto, ayer por la mañana en Mareo. MARCOS LEÓN

En las últimas dos décadas, justo con lo que corresponde con lo que va de siglo, solo en la mitad de los años hubo entrenadores que cerrasen el ciclo completo de doce meses en un año natural -del 1 de enero al 31 de diciembre- al frente del Sporting. Abelardofue el

Solo cuatro entrenadores han aguantado desde el 1 de enero al 31 de diciembre del mismo año en el banquillo del Sporting. Fueron Marcelino (2004), Preciado (2007, 2008, 2009, 2010 y 2011), Sandoval (2013) y Abelardo (2014, 2015 y 2016). A Baraja, en 2018, le faltó mes y medio para conseguirlo, pero fue presa de los malos resultados y perdió su puesto.

Marcelino cogió el Sporting en el verano de 2003 y se fue tras dos temporadas completas en el periodo estival de 2005, por lo que solo estuvo al completo el año 2004. Preciado llegó para iniciar el curso 2006-2007, y fue despedido por los malos resultados en enero de 2012, por lo que fue el que más duró este siglo (años 2007, 2008, 2009, 2010 y 2011). Más tarde, Sandoval sustituyó en octubre de 2012 a Manolo Sánchez Murias y acabó siendo destituido en mayo de 2014, por lo que vivió el 2013 al completo en Gijón. Mientras que Abelardo, que le relevó en aquel momento, finalizó su etapa en enero de 2017.

José Alberto, pese al empate ante el Mirandés del pasado sábado, recibió una nueva oportunidad de la planta noble de Mareo. El sábado ante la Ponferradina volverá a ser examinado, y un empate, aunque la imagen sea óptima como en Anduva, puede que no le sea suficiente para seguir alargando su estancia en el banquillo otra semana. Porque de no ganar, el Sporting enlazaría seis jornadas sin hacerlo, su peor dinámica desde que está en el banquillo del primer equipo, y podría conllevar también, en función de los resultados, que los rojiblancos ocupen por primera vez puestos de descenso esta temporada.

El actual entrenador del Sporting asumió el cargo en noviembre de 2018, y cerró invicto ese año con tres victorias y tres empates (uno de ellos en Copa). Sin embargo, en 2019 ha sido más irregular. Todo comenzó con una derrota el día de la Cabalgata de Reyes ante el Zaragoza, y con un pobre bagaje en Liga entre enero y febrero, con dos victorias, un empate y cinco derrotas. En marzo comenzó la reacción, con nueve partidos invicto en dos meses (seis victorias y tres empates), hasta que el fuelle se acabó en mayo, y ahí, con seis partidos sin ganar, el Sporting se quedó sin ninguna opción de disputar el play-off por el ascenso a Primera.

Con la nueva temporada, el Sporting ha deambulado en la irregularidad entre agosto y noviembre, con solo 19 puntos en 18 partidos, con José Alberto cuestionado, y aferrándose ahora a intentar resurgir y acabar el año para despejar dudas. Por delante tres rivales, a priori asequibles, Ponferradina, Lugo y Extremadura. Pero con la obligación y el reto para el entrenador rojiblanco de conseguir tres puntos ya este sábado que le den aire para intentar comer las uvas el próximo 31 de diciembre aún conservando el cargo.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats