20 de enero de 2011
20.01.2011
Un caso de «ciberpiratería» en el occidente de Asturias
 

La Policía retiene a un menor de Boal por el ataque informático a una importante empresa

La compañía denunció que el joven boalés pidió 20.000 euros por devolverles el control de la web l Doce agentes de la sección de delitos telemáticos registran el domicilio del adolescente

20.01.2011 | 01:00

Oviedo, R. D. P.


Doce agentes de la sección de delitos telemáticos del Cuerpo Nacional de Policía de Madrid y Oviedo se llevaron ayer los equipos informáticos de un supuesto pirata informático («hacker») de dieciséis años y vecino de Boal que supuestamente habría extorsionado a una conocida empresa exigiéndole 20.000 euros si querían recuperar su página web, a la que había atacado previamente.


La operación policial se desarrolló en la mañana de ayer. Los policías, acompañados de una juez, entraron en el domicilio del menor, en la urbanización Arco Iris, a las afueras de la capital del concejo, y se llevaron los equipos informáticos desde los que, supuestamente, el joven llevaba a cabo los «ciberataques» a diferentes páginas webs.


El furgón policial se llevó al menor y a su madre, con la que vive, a prestar declaración por los hechos ocurridos. Al parecer, el menor era un acreditado experto en informática y solía pasar muchas horas delante del ordenador. El menor se encuentra bajo custodia judicial. Según ha podido saber LA NUEVA ESPAÑA, el menor habría atacado la web de una importante empresa española y la dejó inoperativa, y fueron los responsables de esta compañía quienes denunciaron los hechos ante la Policía.


La denuncia puso en marcha un operativo policial que se saldó con la retención del supuesto «hacker» y la incautación de sus ordenadores y todo el material informático que tenía en su domicilio.


El impresionante despliegue policial en la villa boalesa causó ayer sorpresa entre los vecinos de la pequeña localidad, que aún no se han recuperado del impacto por el asesinato hace más de dos meses de un empresario local. El menor detenido es conocido por sus amplios conocimientos informáticos y su habilidad para navegar a través de internet. De hecho, conocidos de este joven aseguran que amenazaba a sus compañeros de clase con robarles la contraseña de alguna de sus cuentas en las redes sociales, como Facebook, Twitter o Tuenti.


El joven cursa estudios en el Colegio Público Carlos Bousoño de Boal y no tiene antecedentes penales, según fuentes cercanas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Lo último Lo más leído