08 de enero de 2019
08.01.2019

Rescatados dos madrileños perdidos en la vertiente cántabra de los Picos

Los senderistas bajaban de Tresviso al puente de Urdón por la Canal de Reñinuevo, donde se desorientaron

08.01.2019 | 01:00
Dos agentes del Greim junto a los dos montañeros perdidos.

Efectivos del Grupo de Rescate e Intervención en Montaña (Greim) de la Guardia Civil de Potes (Cantabria) rescataron en la noche del domingo a dos hombres de 42 y 49 años, vecinos de Madrid, que se desorientaron cuando realizaban una ruta de montaña en el Macizo Oriental de los Picos de Europa. Este rescate se suma al llevado a cabo horas antes por el equipo de rescate del Gobierno de Cantabria, que evacuó el domingo por la mañana a cuatro montañeros que se habían desorientado mientras realizaban una ruta cerca de la cumbre de Peña Olvidada, también en los Picos. Los dos rescatados en la tarde noche del domingo, en perfecto estado, no podían encontrar la ruta de regreso y estaban en una zona de grandes cortados, por lo que corrían peligro.

El servicio de Emergencias 112 recibió sobre las cinco y media de la tarde una llamada de los senderistas comunicando que se encontraban desorientados, por lo que se avisó a la Guardia Civil. Al estar cayendo la noche, no pudo despegar un helicóptero.

Dos agentes del Grupo de Rescate e Intervención en Montaña de la Guardia Civil de Potes se pusieron entonces en contacto con los senderistas, que habían comenzado por la mañana la ruta que va del puente de Urdón a Tresviso, para regresar al inicio de la travesía por la comprometida Canal de Reñinuevo. Los madrileños habían empezado a bajar por este camino, que va parejo a un canal, sobre cuyo canto hay que caminar en determinados tramos. La ruta del canal tiene bastantes subidas y bajadas, por lo que no es raro perderse. Cuando decidieron llamar a las Emergencias, los senderistas llevaban unas tres horas intentado encontrar la ruta correcta sin conseguirlo.

Con las indicaciones facilitadas por los senderistas, los agentes del Greim pudieron ubicar el lugar donde se encontraban, una zona con grandes cortados que era peligrosa sin luz.

Los especialistas en montaña de la Guardia Civil se trasladaron hasta la Canal de Hoja, en las proximidades de Bejes, donde dejaron el vehículo y continuaron a pie, localizando finalmente a los senderistas tras una hora de travesía por la montaña. Seguidamente, se condujo y apoyó a los dos hombres en el trayecto hasta las proximidades de Bejes, donde se encontraba el vehículo de la Guardia Civil, trasladándoles a Urdón, donde habían dejado el suyo, y donde llegaron sobre las nueve de la noche.

En la Canal de Reñinuevo, en junio de 2015, falleció un senderista vizcaíno, al precipitarse desde treinta metros. Cerca de aquí, en la Pasá de Picayo, que une San Esteban de Cuñaba (Peñamellera Baja) y Tresviso, murieron varios senderistas en los últimos años.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook