15 de abril de 2012
15.04.2012
40 Años
ÚLTIMA HORA
El Gobierno propone a Rosa María Mateo como administradora única de RTVE
40 Años
 

Labios de primavera

Este año se llevan los labios naturales, frescos y pintados con colores alegres

24.04.2012 | 05:19
Labios de primavera

Los labios tienen un importante papel en la expresión del rostro. Esta primavera-verano se llevan frescos y pulposos, pintados en naranja, mandarina, rosa o coral; o cubiertos con un brillo (gloss) que, además, aporte color y volumen.

El primer paso para unos labios bonitos es conseguir que aparezcan suaves, lisos y jugosos. Se trata de protegerlos para evitar que se corten y se agrieten, y de mantener su piel lisa exfoliándolos dos veces por semana. Así se consigue unificar su aspecto y eliminar las pieles levantadas que, al pintarlos, se hacen más evidentes.

El segundo paso es la hidratación. Los labios se secan con facilidad, y eso los hace más vulnerables. Cuando se está al aire libre, conviene llevar en el bolso un bálsamo labial con manteca de karité, una grasa extraída del árbol africano del mismo nombre. En África, las mujeres la utilizan para tratarse de la cabeza a los pies. En Occidente, a veces, se acompaña con otros ingredientes, como fragancias y protección solar. Un truco que funciona es dejar actual el bálsamo toda la noche. Además, hay que evitar humedecerse los labios con saliva.

Maquillarse la boca a diario, incluso si se tiene la piel muy seca, no supone un problema si se usan productos adecuados. Conviene no abusar de pintalabios de larga duración, que resecan mucho, y optar por fórmulas hidratantes, antiedad, nutritivas y antiarrugas.

Menos cirugía y más naturalidad es la apuesta actual. Aunque se pinten de rojo, los labios se llevan mucho más naturales, carnosos y sensuales. Pero han dejado de estar de moda los rellenos imposibles logrados a base de bisturí.

Los productos que necesitas

  Rouge G de Guerlain: La formula enriquecida vuelve los labios tiernos además de ofrecer un brillo de larga duración. 42 euros
  Bálsamo con color, cremoso e hidratante. Nuevos tonos ciruela, jazmín y mango, y una fórmula con manteca de karité y ceras de arroz para protegerlos y suavizarlos. Lip Butters. 8,80 €. Korres.
  Color Fever Gloss de Lancome: SU fórmula ultrabrillante se presenta en tres nuevos colores pastel: un verde claro, un color mandarina y un rosa delicado. 26 euros
  Bálsamo perfumado con los acordes de rosa de la fragancia de la marca. Se presenta en un tarro de cristal con tapa de plata y estuche de piel gris a medida. Maya Lip Balm. 78,30 €. Chloé.
  Rouge Pur Couture de YSL: La textura hidratante y sedosa de Rouge Pur Couture se exhibe en un abanico de colores satinados que deja los labios suaves, lisos y resplandecientes. La fórmula cuenta con la tecnología "Coloreveal" que aporta intensidad y luminosidad a los colores. Posee un factor de protección SPF 15. 30,50 euros


Soluciones con maquillaje

Perfilador. La mayoría de los maquilladores lo usa para evitar que el color se desborde. Cuando lo que se pretende conseguir es un efecto corrector, debe aplicarse antes que la barra de labios, bien en el mismo color que esta o en un tono beige; si se busca un resultado natural, conviene aplicarlo después. En ambos casos, es importante difuminarlo para que se funda con el pintalabios y cumpla su función sin obviedades.

Sin código de barras. Para disimular los surcos y las pequeñas arrugas verticales sobre el labio (el código de barras), el maquillador oficial de Max Factor, Gregorio Ros, recomienda "no usar labiales grasos, porque tienden a extenderse y marcar más las arrugas". Su truco de profesional es "dibujarlos con un lápiz para crear una barrera entre el labio y las arrugas, y optar por barras semimates y de larga duración". El color de lápiz se ha de fundir con el lipstick para resultar eficaz, pero invisible.

Más volumen. Como regla general, los tonos oscuros hacen parecer la boca más pequeña, y los brillantes y luminosos aumentan ópticamente su volumen. Una forma de hacerlos más carnosos es perfilarlos por fuera de su contorno con un perfilador de un tono similar a la piel y rellenarlos del color elegido con un pincel, siempre con trazos verticales. A continuación se aplica un poco de polvo mineral translúcido, que ayuda a fijar el color, y se vuelven a pintar. El toque final se da con brillo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Enlaces recomendados: Premios Cine