Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fogones kilómetro cero: El Asador de Abel, medio siglo defendiendo los productos de proximidad

En la cocina del restaurante de Argüelles reinan el pescado de Valdés, el queso de Varé y las lechugas de su vecino

De tener costa en su concejo, el pescado que entra en El Asador de Abel procedería de la rula del puerto de Siero. Pero como no puede ser su propietario, Abel Terente ha ido a buscarlo como muylejos a Luarca desde donde le provee José Manuel Lanza. En lo de la verdura ha tenido más suerte, porque los invernaderos de su vecino José Manuel Sánchez están a poco más de 200 metros frente al restaurante. De no tan cerca pero casi es el queso de Varé, orgullo de todo Siero por la fama y el reconocimiento que ha cosechado en los últimos años y que le ha permitido abrirse un hueco fijo en la despensa de los cocineros más exigentes.

Compartir el artículo

stats